Recreativo

Una profesión de riesgo

  • Diez relevos en el banquillo albiazul en las inestables últimas cuatro temporadas en el Nuevo Colombino

  • César Negredo es el técnico que presenta mejores números

César Negredo observa a su equipo durante el encuentro contra el Écija de su debut en el banquillo del Nuevo Colombino. César Negredo observa a su equipo durante el encuentro contra el Écija de su debut en el banquillo del Nuevo Colombino.

César Negredo observa a su equipo durante el encuentro contra el Écija de su debut en el banquillo del Nuevo Colombino. / alberto domínguez

Tan apetecible como duro, el del Nuevo Colombino es un banquillo peligroso. Quien lo ocupa sabe que se somete a una exigencia máxima, no acorde en muchos casos a la realidad del club, y que suele cobrarse su cabeza como precio. La realidad deportiva en la que lleva inmerso el Decano en los últimos cuatro años, con un descenso a Segunda B y tres permanencias agónicas en la categoría de bronce, tiene su reflejo más inmediato en el banquillo. Una decena de relevos en la dirección, si se tiene en cuenta el cambio de Pavón tras su anuncio por Ceballos 24 horas antes del estreno liguero en Marbella en 2016, han desfilado por la banda del estadio albiazul sin lograr los resultados que la grada y el consejo esperaban. Oltra, Pavón, José Dominguez, Ceballos, Casquero, Ángel López y Negredo, alguno de ellos en dos ocasiones, han pasado por el puesto.

De todos, quien mejores números presenta es el último. César Negredo supera a todos sus predecesores en el cargo en puntuación. Bajo su batuta el Decano sumó 1,38 puntos por encuentro. Dirigió 13 partidos y logró 18 puntos. Una dinámica que elevaría en una temporada completa los guarismos hasta los 52 puntos. El segundo en este ranking es Pavón, pese que estuvo varios meses en el banquillo. Con el onubense en el banquillo el Decano logró hace dos campañas 1,32 puntos por partido. Logró 37 puntos en 28 partidos para salvarse de nuevo de forma agónica en la penúltima jornada de la Liga. Sus números aumentan si se valoran sólo los partidos en los que estuvo físicamente en el banquillo. En esa fase sería el mejor con 1,5 por encuentro.

Curiosamente el siguiente es el predecesor de Negredo. Con Ángel López la media se quedó en 1,3, también suficientes para una permanencia holgada, aunque lejos de objetivos más ambiciosos.

De todos ellos quien peores números presenta es José Luis Oltra. Al valenciano le tocó vivir el inicio de la crisis que casi cuesta la supervivencia a la entidad. Asumió el mando en verano para dirigir un proyecto que se descompuso antes de echar a andar. Dirigió al Recre 24 jornadas en las que sumó 22 puntos. Promedió 0,91 puntos por partido. Fue destituido para intentar frenar la deriva de un equipo perdido. Lo sustituyó Pavón en su primera aparición. El onubense logró 7 puntos en 6 choques, elevando la media a 1,16. No pudo evitar que también fuese sustituido por José Dominguez. El portugués se quedó en 1 punto de media en una docena de encuentros. El Recre se fue a Segunda B. Sólo Pavón cumplió. Con su media el Recre habría alcanzado los 48 puntos en una campaña en la que el Osasuna se salvó con 45 en la última jornada.

Dominguez renovó pese al descenso en una decisión sorprendente que tuvo mucho que ver con la inestabilidad existente en el Decano. Fue el verano de la supuesta venta que no fue. Dirigió 8 partidos más con la misma media que la campaña anterior. Lo relevó Ceballos. El de Gines llegó para enderezar el rumbo hasta que se dio cuenta de que el destino del club era eludir como fuese el descenso a Tercera. Consiguió 36 puntos en 30 partidos. Unos números muy justos para la permanencia 1,2 puntos por duelo.

De nuevo el convulso verano condicionó la planificación de la siguiente campaña. Ante el bloqueo siguiente a la expropiación de la entidad le tocó de nuevo a Pavón dirigir al equipo inicialmente como segundo de Berges, quien cogería el equipo en cuanto Comas firmase su contrato. Su negativa a aceptar los movimientos del Ayuntamiento como propietario tras la expropiación desembocó en la vuelta de Ceballos a 24 horas del estreno liguero. Estuvo 10 partidos. Pese a que anunció que tenía plantilla para pelear por estar arriba, sucumbió tras sumar un punto por encuentro. Le sustituyó otra vez Pavón. Con el onubense el equipo sufrió, pero cumplió el objetivo después de un año durísimo con su técnico en la grada durante varios meses. Ceballos, con 40 partidos, es el entrenador que más veces dirigió al Recre en estos años seguido por Pavón con 35. En la temporada recién acababa debía llegar la estabilidad al banquillo albiazul. El club apostó por Casquero, que duró 12 partidos en los que sumó 12 puntos. El mismo promedio que José Dominguez. Le sustituyó Ángel López y a éste César Negredo.

Ahí están los números de cada uno. En estos cuatro años de inestabilidad y crisis Negredo y Pavón presentan las mejores estadísticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios