Recreativo

La gran oportunidad

  • César Negredo afronta el partido contra el Écija consciente de su interinidad, pero "como si fuera a estar tres temporadas más en el banquillo"

  • El debut "me llena de orgullo y ganas"

César Negredo reparte los petos durante el inicio del entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva Decano del Fútbol Español. César Negredo reparte los petos durante el inicio del entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva Decano del Fútbol Español.

César Negredo reparte los petos durante el inicio del entrenamiento de ayer en la Ciudad Deportiva Decano del Fútbol Español. / fotos: josué correa

Sabe que el suyo es un puesto efímero. César Negredo encara su debut como entrenador, aunque sea de forma interina, en el Decano con una mezcla de sensaciones. La cabeza le recuerda que su papel es circunstancial a la espera del técnico que asuma el mando, pero por dentro el cosquilleo es natural. Se estrena en el banquillo del Nuevo Colombino en un mundo tan imprevisible como el fútbol que en más de una ocasión convirtió a los interinos en fijos.

Ayer se sometió por primera vez al ritual de todo entrenador albiazul. Se sentó por primera vez en sala de prensa. Reconoció que no lo esperaba. "El lunes pensaba que sería para un día o dos y desde mitad de semana me dijeron que cabía la posibilidad de que me sentase y aquí estoy por primera vez", señaló. Trabajó "como siempre, pero con la voz cantante para que los chicos lleguen lo mejor posible".

"Soy consciente de donde estoy y de que se está buscando un entrenador"

Con tan estrecho margen no augura grandes revoluciones. Ante el duelo con el Écija no se trata de transformar el equipo, sino de que "los chavales se relajen". Por ello, "hemos hablado de la derrota y del próximo partido. El domingo veremos si se nota algo lo que hemos trabajado o no". Sobre el césped "habrá una línea continuista con matices a las cosas que pensábamos que no estábamos haciendo bien".

Reconoce que el encuentro "es una oportunidad" porque "quiero dedicarme a esto". Lo dice tranquilo y consciente de su posición, "no porque piense que puedo seguir". Tras dos destituciones, le ha tocado una oportunidad que "quiero disfrutarla". Luego, el lunes "el club decidirá cuál es mi función en el equipo con naturalidad". Hasta entonces, "soy el entrenador y eso me llena de orgullo y de ganas".

De cara al encuentro sostiene que el trabajo del equipo "está, la filosofía está". Luego cuando saltan al campo "el partido es lo único que no se puede trasplantar. Son los jugadores los que deben tomar decisiones en el campo. El entrenador está para hacer matices".

Durante las últimas semanas todas las miradas estuvieron sobre los futbolistas. A sus jugadores los ve "más responsabilizados que preocupados". Saben que son "los responsables de la situación del equipo junto al cuerpo técnico". Por ello, "lo van a ganar ellos o lo vamos a perder todos". La plantilla asume que han cesado dos entrenadores, pero "los que juegan son ellos". Además, recuerda que "este es un club con mucha exigencia en el que hay que ganar cada domingo".

En la preparación del encuentro tras analizar el escenario hay facetas en las que "el jugador se tiene que hacer responsable". La línea continuista es "porque el estilo está claro, pero hay matices que podemos cambiar, como intentar que cuando el equipo sufra en lugar de dar pelotazo buscar un compañero para salir y respirar".

Consciente de la imprevisión del fútbol, no piensa en su continuidad más allá del domingo porque "ni es decisión mía ni me lo planteo. Sólo pienso en preparar sesión con David (Torrejón) y Miguel (Rosa) para el domingo". Considera que sería "legítimo" hacerlo, si bien "soy consciente de dónde estoy y de que se está buscando entrenador. El fútbol son resultados. No me lo planteo".

No obstante, se siente con todo el respaldo posible de la dirección deportiva. Gracias a este apoyo "dirigiré el equipo como si fuese el entrenador hasta junio y tres temporadas más".

En el Nuevo Colombino espera "un ambiente bueno, como siempre". La afición está "con el equipo y reacciona cuando le das cosas, pero no lo estamos haciendo porque la clasificación no es la que queríamos. Van a animar hasta ver cómo está el equipo".

Habrá cambios, aunque no quiso dar más detalles. Reconoce que en La Línea el Decano estuvo "flojo en todas las líneas" salvo Iván Agudo. Tendrá que tomar decisiones, una situación nueva porque "es más sencillo aconsejar que decidir".

Quien tiene muchas posibilidades de tener sus primeros minutos como recreativista es Natalio. El delantero "no está al 100x100 para los 90 minutos, pero sí para 50 de inicio o 20 en el tramo final o cuando lo necesitamos para ayudar al equipo".

Delante para su estreno tendrá a un Écija que comenzó como un tiro, pero que flojeó en la segunda vuelta. Se trata de un rival que tras el cambio de entrenador "antes hacía un fútbol muy vistoso que los hacía vulnerables en defensas. Han impuesto un sistema más acorde a la categoría para ser más sólidos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios