Recreativo Mirandés | Previa

Una final de las de verdad para el Recreativo

  • El Recreativo se juega la temporada ante el Mirandés en el Nuevo Colombino

  • El Decano luchará por revertir el 1-0 de la semana pasada en Anduva y seguir en la lucha por el ascenso

Alineaciones probables Alineaciones probables

Alineaciones probables

41 partidos después el Recreativo juega su primera final. Final de las de verdad, porque si no es capaz de ganar lo único que le espera al Decano es el vacío más absoluto. La liga regular te da la opción de tropezar y volver a rehacerte, mientras que la eliminatoria de campeones, que era lo más parecido a una final, era un salto con red y paracaídas, pues en el subconsciente de todo el recreativista existía ese sentimiento de alivio, el que decía: “¡Bueno, aún nos queda otra oportunidad!”.

Llegados a este punto parece que el nerviosismo y la ansiedad han dado lugar a la resignación y al miedo. Da la sensación de que el golpe en el Fernando Torres ha tenido más recorrido del debido. Quizás sean los 25 minutos más sobredimensionados de la historia reciente del Decano. Vaya por delante que el Recre enterrar en Anduva todos los fantasmas, pero la suerte que acompañó a aquel zurdazo de Diego Jiménez ante el Badajoz o al tiro de Llorente nada más arrancar la segunda parte en El Palmar esta vez le ha dado la espalda al conjunto de Salmerón, como si estuviera en el sofá de su casa jactándose de las desdichas de los albiazules.

Hay motivos para creer. Los hay porque el Recre fue infinitamente superior a su rival en el encuentro de ida. El Mirandés merece todos los respetos y en la categoría cualquiera te pinta la cara, cuanto más si se está hablando de un tercer clasificado, pero el cuadro burgalés sufrió de lo lindo. Recordó su técnico, Borja Jiménez, al final del partido la ocasión que Diego Jiménez salvó sobre la línea y que pudo haber supuesto el 2-0, quizás la única ocasión clara de los locales en todo el choque porque ni siquiera el gol daba ese olor a peligro. El Recre, por contra, gozó de hasta cinco ocasiones claras (dos de Iago Díaz, una de Caye, un remate de Israel Puerto y otra de Quiles), por lo que si el marcador termina siendo favorable al Decano nadie se hubiese rasgado las vestiduras y ahora el análisis se estaría haciendo desde otro prisma.

Pero la dictadura del resultado, esa que hizo incuestionable todo durante 22 jornadas, ahora se ha revertido para castigar al Decano. Ni antes todo era de color de rosa, ni ahora es negro. Aunque es cierto que mandan los resultados, mientras más méritos acumule el Recre para ganar más cerca estará de hacerlo.

Salmerón podría mantener la defensa de cuatro, como en Anduva, esta tarde

Salmerón ya demostró en Anduva que es flexible. Debates sobre el once aparte, el almeriense renunció a la defensa de cinco para jugar con un 1-4-3-3 con el que trató de igualar por dentro a su rival (que tiene continuidad en fase ofensiva cuando sus tres mediocentros se encuentran) y también reforzó las bandas para evitar situaciones de dos contra uno en las incorporaciones continuas de los laterales rivales.

Puede que el técnico vuelva hoy a la defensa de cinco, aunque lo cierto es que no parece que el sistema vaya a alterar demasiado el once. Sin Israel Puerto es casi segura la vuelta de Iván González, mientras que parece que Quiles retornará al once en detrimento de Marc Caballé.

Esta vez no habrá lleno, pero sí que habrá una entrada de superior categoría. Pase lo que pase la afición valorará el trabajo desempeñado durante el año por un equipo que tenía como objetivo pelear por estar en los play off y que terminó siendo campeón del Grupo IV con una racha para la historia. De todas formas, es demasiado pronto para decir adiós y ya se sabe, las finales no se juegan, se ganan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios