Recreativo de Huelva

El Decano vive una pretemporada muy atípica

  • El Recreativo de Huelva comenzó a entrenar el 7 de agosto sin saber que la liga arrancará el 17 de octubre. El ‘caso Quiles’ y el positivo de Moha Traoré, las únicas noticias que han alterado el trabajo

La plantilla del Decano sigue trabajando a la espera de poder disputar amistosos. La plantilla del Decano sigue trabajando a la espera de poder disputar amistosos.

La plantilla del Decano sigue trabajando a la espera de poder disputar amistosos. / Rafa del Barrio

El Recreativo de Huelva está inmerso en una pretemporada de lo más atípica, ya que comenzó los entrenamientos hace hoy un mes (el día 7 de agosto) sin saber cuándo arrancaría la Liga; hasta el pasado lunes no se supo que la Segunda B tendrá su pistoletazo de salida el fin de semana del 17 y 18 de octubre (también se dio a conocer la composición de los grupos). No es la única incógnita que rodea al club y a la categoría, puesto que tampoco se sabe en qué condiciones se podrá jugar, si habrá amistosos, si podrán acudir los aficionados a los estadios... demasiadas dudas.

El Decano, al contrario de lo que sucedió en otros años en los que empezó a trabajar con algo de retraso, fue de los primeros en reincorporarse a los entrenamientos (hay algunos equipos que lo hicieron la pasada semana) y para organizar la preparación física era fundamental saber cuándo se daría el pistoletazo de salida a la competición.

De momento Claudio Barragán puede entrenar con casi todos sus efectivos (el año pasado tanto Irizo como Víctor Barroso arrastraron molestas casi al inicio de la pretemporada), un dato positivo.

La tranquilidad sólo se ha visto rota por dos nombres propios y por causas bien diferentes: Alberto Quiles y Moha Traoré. El onubense recibió una suculenta oferta del Astaras griego pero el Recreativo únicamente estaba dispuesto a dejarle marchar si se abonaba íntegramente la cláusula de rescisión (100.000 euros); su marcha parecía muy probable pero la operación ha dado un giro de 180 grados y Quiles seguirá en el Decano.

Por su parte, el extremo recién fichado del Hércules acaba de unirse a sus compañeros, ya que antes de incorporarse a los entrenamientos se sometió al preceptivo PCR que dio positivo por coronavirus, por lo que tuvo que hacer cuarentena en su domicilio.

El equipo sigue trabajando (ayer tuvo jornada de descanso), aislándose en todo lo posible de las circunstancias y con la mente puesta en ese 17 de octubre que dará comienzo al nuevo curso liguero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios