Recreativo Sanluqueño | crónica El rival del Recre iba de negro y con silbato

  • El Atlético Sanluqueño se lleva un punto de Huelva gracias a un clamoroso error del colegiado en una evidente falta de Dani Muñoz

  • El Recre fue muy superior a su rival sobre el terreno de juego

Carlos Martínez se prepara para golpear el balón ante dos defensores. Carlos Martínez se prepara para golpear el balón ante dos defensores.

Carlos Martínez se prepara para golpear el balón ante dos defensores. / Alberto Domínguez (Huelva)

De negro y con silbato. No hay que buscar más otro responsable. Al Recreativo de Huelva hoy le faltan dos puntos en su bolsillo porque lo quiso Santos Pargaña, llamado a hacer justicia en el Nuevo Colombino y que lo más cercano a ella que mostró fue aquello de la ceguera. Porque dice que no lo vio y habrá quien se lo crea, porque la falta de Dani Muñoz la vieron desde Sanlúcar de Barrameda. Fue una decisión incomprensible, que escapa a la más mínima lógica, sin sentido y fuera de cualquier discusión la que niveló un partido que en el verde sólo tuvo un dueño. El Decano hoy debería tener 27 puntos y no 25. Le faltan dos, esos que ayer le quitaron por la cara. Si de fútbol se tratase, un escalón o dos distancian a este Recre y al Atlético Sanluqueño que se plantó en el Nuevo Colombino con la idea clara de no encajar, hacerse fuerte y que el partido le diese alguna posibilidad. Ni siquiera con el marcador en contra alteró su planteamiento Rafa Carrillo. José María Salmerón debía esperarlo porque repitió con los tres centrales y con Iago Díaz por Pina en el costado derecho para tener una mayor presencia ofensiva por los costados. Ganó con ello en superioridad constante por dentro con jugadores como Carlos Martínez y Quiles como refuerzos constantes para el medio. Fue muy superior a su rival siempre.Las cartas quedaron marcadas desde la primera mano. El Atlético Sanluqueño defendería y el Recre atacaría. Un plan sencillo. Lo que dilatase en abrir la lata el Decano debía condicionar el ritmo del duelo. Tardó once minutos en hacerlo. Un golpeo de Fernando Llorente lo tocó lo justo Alberto Quiles para que el cuero superase a Dani Barbero. Cualquier otro partido habría cambiado. El de ayer no porque al Atlético Sanluqueño le dio igual el gol onubense. Con un 1-0 o con 0-0 seguía estando a un despiste, a una acción puntual o a la intervención del colegiado de sumar en Huelva y eso era a todo a lo que parecía aspirar el equipo gaditano en el Nuevo Colombino. Se mantuvo anclado atrás durante muchos minutos mientras el Recre tuvo la pelota, la movió y le buscó las cosquillas sin encontrar el 2-0. Fue la única pega de la primera mitad más plácida de los recreativistas en toda la temporada. El Sanluqueño sólo se soltó de forma tímida en el tramo final. La aparente debilidad del rival y el marcador favorable implicaban un riesgo mental para los onubenses, por la tentación de levantar el pie ante el ritmo algo lento que en ocasiones tuvo el choque.

La incapacidad albiazul para cerrar el partido lo condena al sufrimiento final

Sin cambios ni en las caras ni en las intenciones, la segunda mitad quedó marcada por un destino. Si el Recre hacía el segundo pronto, no sufriría. Si en cambio el tanto se dilataba entraría el choque en una fase de incertidumbre propia por la mínima ventaja en la que su rival tendría alguna posibilidad. Al Atlético Sanluqueño esto último le iba de lujo para sus intenciones. Su mejor argumento hasta entonces seguía siendo el 1-0.Carrillo dio la orden a su equipo de dar un pasito al frente. Fue suficiente para demostrar que el partido podría ser otro, lo que también daría más espacios a los albiazules. El Sanluqueño dio entrada a Dani Güiza con media hora por delante. Al jerezano la gasolina no le alcanza para mucho más, pero la calidad la mantiene intacta y con un 1-0 en el marcador su presencia sobre el césped supuso un peligro.La sentencia estuvo en una salida muy rápida de Quiles y Caye en el 65 gracias a esos espacios que el partido ofrecía a cuenta gotas. El primero controló con calidad, superó línea de presión y le puso un balón al espacio al isleño como en Talavera. Su golpeo dio en la madera. Ahí tuvo la tranquilidad el Recre. Dejó escapar su ocasión. El Sanluqueño no había aparecido ni parecía tener intención de hacerlo porque le faltaba fútbol para más. Encontró la ayuda externa en el 76. Dani Muñoz derriba a Israel Puerto en carrera, se lleva la pelota y se planta ante Marc.El resto es historia. Dribla al portero para hacer el 1-1 ante la indignación de casi todos los presentes. De todos menos de uno. Fue un mazazo para un Recre que de haber estado más fino en los 65 minutos en los que dominó el encuentro no habría llegado a lamentar esa acción, pero que vio como su rival se aliaba con una increíble acción arbitral para puntuar en Huelva. Santos Pargaña, de negro y con silbato fue el rival más peligroso de los albiazules. Todavía tuvo diez minutos por delante el Decano para recuperar lo que le habían escamoteado de forma descarada. Le faltó cordura y calma. Quiso correr antes de andar, llegar demasiado rápido al área de Dani Barbero y se ahogó en su propia ansiedad.

FICHA TÉCNICA:

Recreativo: Marc, Diego Jiménez (Borja Díaz 71’), Andrade, Israel Puerto, Iván González, Tropi, Iago Díaz, Llorente (Lolo Plá 80’), Caye, Quiles y Carlos Martínez (Pina 62’).

Atlético Sanluqueño: Dani Barbero, Ceballos, Álex Cruz (Javi Gallardo 85’), José, Reina, Alberto García, Dani del Moral, Abel Gómez, Dani Muñoz, Misffut (Dani Güiza 60’) y Edu Oriol (Roberto 90’).

Árbitro: Santos Pargaña (andaluz). Mostró amarilla a Dani Muñoz (25’), Edu Orial (86’), Abel Gómez (86’), Reina (90’)y al técnico Rafa Carrillo, por el Atlético Sanluqueño; y a Tropi (84’), por el Recreativo de Huelva.

Goles: 1-0 Fernando Llorente (11’). 1-1 Dani Muñoz (76’).

Incidencias: Encuentro disputado en el Nuevo Colombino ante unos 6.000 espectadores. Una decena de seguidores del Sanluqueño en las gradas. Niños de la escuela de Verdeluz hicieron el pasillo a los dos equipos a la salida al campo. Los jugadores del Decano se plantaron ante el palco en los primeros segundos del encuentro como protesta por los impagos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios