Recreativo

Escalante: “Esperábamos una gran respuesta, pero nos sorprendió el Estrada”

  • Enrique Escalante anima a los aficionados a mantener viva la llama en la segunda fase de la liga y disfrutar de la competición

Juan Antonio Zamora y Enrique Escalante se dan la mano en el restaurante Ciquitrake de la capital onubense. Juan Antonio Zamora y Enrique Escalante se dan la mano en el restaurante Ciquitrake de la capital onubense.

Juan Antonio Zamora y Enrique Escalante se dan la mano en el restaurante Ciquitrake de la capital onubense. / Josué Correa (Huelva)

El baloncesto de Huelva vivió una “fiesta” el pasado sábado en el Estrada. La respuesta de los onubenses “nos superó a todos, fue una pasada”, como reconoce el presidente del Krypteia Capital Huelva, Enrique Escalante. El dirigente confiesa que “esperábamos una gran respuesta porque Huelva tiene muchas ganas de baloncesto, pero no a este nivel aunque cuando el lunes me empezó a llamar gente preguntando por las entradas ya me empecé a imaginar que habría un gran ambiente, pero no a ese nivel”. La respuesta de la afición “nos reconforta y refuerza, nos estimula para trabajar más”. Los ecos del partido todavía resuenan en el Estrada, cuando toca prepararse para una nueva batalla. El Krypteia Capital Huelva arranca el domingo a las 12:00 contra Cazorla el primer encuentro de la segunda fase de la liga. Su presidente recuerda que “no hemos hecho nada”. Pide a los aficionados “disfrutar y mantener la ilusión”. El nuevo tramo de la competición“tiene mucha dificultad”. Lamenta que el sistema olímpico “nos haga comenzar con desventaja cuando un todo contra todos sería mucho más justo y solo nos haría disputar dos partidos a cada equipo. Es un tema que hemos trasladado más de una vez a la Federación. El sistema olímpico que te obliga a arrastrar los resultados de la fase anterior es muy malo”.

Escalante: "El sistema olímpico que te obliga a arrastrar los resultados de la fase anterior es muy malo"

En el club “no hay euforia posible porque sabemos lo duro que es todo lo que nos queda por delante y tenemos a un hombre como Gabriel Carrasco con muchísima experiencia que nos pone a todos con los pies en el suelo”. Deportivamente “conseguiremos lo que tengamos que conseguir, pero si somos capaces de mantener la ilusión de la gente será un refuerzo para el futuro”. El Krypteia Capital Huelva tiene claro que “iremos a competir cada partido, a dar lo máximo y que sea lo tenga que ser sin perder la ilusión de hacer algo importante”. El porvenir del Enrique Benítez está en construcción. Para aspirar a crecer “debemos desarrollar mucho más el club como entidad, profesionalizarlo y crear una estructura si queremos aspirar a estar en LEB plata”. El Krypteia Capital “debe tener una sede, no vale ya con un club familiar y una directiva que se reúna en una cafetería, unos profesionales dedicados al equipo, un organigrama...”. En ese camino, Enrique Escalante confiesa que “hay conversaciones abiertas con nuestro patrocinador principal para poner en marcha un proyecto a dos o tres años”. La cuestión económica es fundamental. Escalante destaca que “Krypteia ha cumplido con lo firmado y nos anima a hacer más cosas, pero hay mucho dinero comprometido de otras ayudas que no entra en los plazos. Nosotros siempre confiamos y no pedimos más, sino que llegue en su tiempo porque a veces las ayudas te llegan cuando ya es demasiado tarde”.Escalante considera que “el tren de la LEB plata en las condiciones que tuvimos el año pasado será difícil que vuelva a pasar”, por lo que espera “un paso al frente de toda Huelva, de las instituciones y del baloncesto onubense porque la imagen del sábado pasado demuestra que Huelva quiere baloncesto” aunque “hace falta un impulso para dar el salto”. El respaldo de la afición es fundamental. Zamora lo sabe bien. El murciano se confiesa “un aficionado más del baloncesto” que recuerda “el ambientazo que había en el Estrada en los partidos del Conquero y el clima tan bueno que había”, razón por la que “me enganché, aunque la pena es que se hundiese”. Por ello defiende que “para cualquier jugador es un plus saltar al Estrada y verlo hasta arriba como el sábado, te hace dar más de lo que tienes”. Lo traslada al Nuevo Colombino, donde “los jugadores del Recreativo se sienten especiales. En ocasiones cuando jugaba hablaba con mis compañeros que había campos a los que en lugar de aplaudir desde el centro podías darle la mano uno por uno a los espectadores mientras que en el nuestro el ambiente siempre es una pasada”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios