cartaya

Tres encapuchados asaltan una venta y se llevan 4.000 euros

  • Previamente robaron una furgoneta en la que transportaron el género sustraído

Venta en la carretera de Tariquejos en la que se produjo el robo. Venta en la carretera de Tariquejos en la que se produjo el robo.

Venta en la carretera de Tariquejos en la que se produjo el robo. / j. landero

La Guardia Civil investiga el asalto del que fue objeto el pasado sábado una venta situada en la carretera de Tariquejos, a unos diez kilómetros del casco urbano de Cartaya, de la que lograron sustraer, según su propietaria, productos y dinero en metálico por valor de unos 4.000 euros, además de una máquina tragaperras y otra expendedora de tabaco.

Según ha relatado a Huelva Información María Consolación Feria Escobar, propietaria del establecimiento conocido como Venta de la Salud, los hechos tuvieron lugar a las 3:30 del sábado cuando "tres personas encapuchadas, vestidas de negro y con guantes", según "han captado las cámaras de seguridad", accedieron al interior de la misma "reventando" una puerta que da acceso al almacén de la venta, así como al local, "con una machota de hierro de gran tamaño".

Previamente, y según el relato de la empresaria hostelera, los autores del asalto habían sustraído una furgoneta en la empresa Transportes Moreno Trejo, también con sede en esa misma carretera de Cartaya, "a la que desmontaron todos los asientos, que fueron encontrados el sábado tirados en una finca cercana, y la cual usaron para huir de la venta con lo sustraído".

Feria, quien ha interpuesto una denuncia por los hechos en el cuartel de la Guardia Civil de Cartaya, detalló que los ladrones se llevaron el cajón monedero de la caja registradora con buena parte de la recaudación del día anterior, y por tanto con "bastante dinero", así como "muchas bebidas alcohólicas" ya que "el día antes habíamos recibido un pedido, que se lo han llevado entero, además de las botellas que había en los estantes del bar".

La propietaria calcula que lo sustraído, entre dinero en metálico y bebidas, podría estar valorado en unos 4.000 euros, a lo que habría que sumar los desperfectos ocasionados en la puerta por la que entraron, además del valor tanto de una máquina tragaperras y de otra expendedora de tabacos, las cuales "se llevaron enteras" pero de las que ella no es la propietaria.

Feria indicó que, como consecuencia de la denuncia, el día siguiente se personaron en su venta efectivos de la policía científica, los cuales "no pudieron coger huellas dactilares de los autores del robo porque llevaban guantes" y que están investigando los hechos a raíz de las imágenes que de ellos captaron las cámaras de seguridad de la venta.

Por su parte David Fuentes, el camarero del establecimiento que se percató del robo a primera hora de la mañana relató que llegó como todos los días con su vehículo para abrir la venta a las 5:45, y "me extrañó ver la puerta del almacén abierta". "Inmediatamente me di cuenta de que habían entrado a robar porque había cosas tiradas por el suelo, por lo que entré en el establecimiento con un palo y con miedo ya que no me fiaba de poder encontrarme a alguien dentro".

María Consolación Feria, que regenta la Venta de la Salud desde hace ya nueve años, aseguró que "es la tercera vez que nos entran a robar y lo han intentado en varias ocasiones".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios