Provincia

La Diputación de Huelva promocionará el producto de la Cooperativa Pitaya de Andalucía

  • Caraballo y responsables de la sociedad visitan la finca ValdeMaría, una de las cuarenta productoras onubenses de este innovador y novedoso cultivo

El presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, visita el cultivo de pitaya. El presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, visita el cultivo de pitaya.

El presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, visita el cultivo de pitaya. / M. G. (Moguer)

La finca ValdeMaría, ubicada en el término municipal de Moguer, es una de las cuarenta explotaciones agrarias onubenses que han apostado por el cultivo de la pitaya. La misma fue visitada ayer por el presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo y por el presidente y vicepresidente de la recientemente constituida Sociedad Cooperativa Andaluza Pitaya de Andalucía, Alberto Garrocho y Javier Pérez.

Caraballo, que señaló que la pitaya se presenta como “un cultivo en expansión que puede resultar muy interesante para los pequeños agricultores de la provincia”, mostró el apoyo y la colaboración de Diputación con la nueva sociedad, impulsada desde la provincia de Huelva y constituida por agricultores de Huelva, Sevilla, Cádiz, Extremadura y Portugal.

También aseguró que, respondiendo a la petición de los responsable de la cooperativa, se incluirá a la pitaya en los productos onubenses, como los cítricos, frutos rojos, garbanzos de Escacena, aceite…, que la institución impulsa, publicita y promociona. Y ello, según señaló, porque “nos encontramos ante un cultivo innovador y novedoso que representa una buena alternativa para el campo onubense”.

Ignacio Caraballo, que recordó que desde el Servicio de Innovación Agrícola y Ganadera de Diputación “trabajamos para impulsar y favorecer el crecimiento sostenible y la competitividad de los diferentes sectores agroalimentarios de nuestra provincia”, expresó su satisfacción por la constitución de esta nueva cooperativa, que trasciende las fronteras provinciales, y que representa una nueva esperanza para el campo onubense.

Por su parte, Alberto Garrocho, que se mostró convencido en que dentro de cuatro o cinco años la pitaya será “la fruta reina del verano”, aseguró que espera que se amplíen en nuestra provincia las hectáreas en explotación (actualmente alrededor de siete hectáreas), así como los socios de la cooperativa, en la que agricultores de Málaga ya han mostrado su interés.

“Hay que aglutinar la producción para ser fuertes y ofrecer un buen producto al mercado”, señaló el onubense Garrocho, seguro de las múltiples posibilidades de este fruto tropical que aunque aún no es muy conocido en España, sí tiene una gran aceptación en los mercados europeos y orientales.

En iguales términos se manifestó Javier Pérez, que abogó por “posicionarnos en el mercado como la primera cooperativa de pitaya y que las grandes superficies se fijen en nosotros, para que dentro de unos años se hable de la pitaya como hoy hablamos de la fresa o la frambuesa”.

La pitaya, también denominada fruta del dragón, es una fruta tropical, que está ganando cada día más adeptos por su sabroso y agradable sabor, sus propiedades saludables y su gran versatilidad, ya que también se utiliza en ensaladas, cócteles, elaboración de helados, mermeladas, gelatinas y yogures.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios