En directo Los fallecidos eran "tres buenos estudiantes con vocación social"

Esta semana me invitaron a moderar una charla coloquio en uno de los bares con más encanto de Huelva, Blue Ox, en Aqualon. Un encuentro en el que 5 mujeres de distintos ámbitos de la cultura han compartido sus procesos creativos y sus experiencias en el teatro, la danza contemporánea, la poesía, la música y el arte conceptual. Me llamó mucho la atención ver cómo un local tan de moda en la capital y con un público tan diverso apostaba por la cultura de una manera tan fuerte y aplastante. Durante un ratito, jóvenes y mayores se pararon a escuchar lo que estas 5 mujeres tenían que contar. Y además se divirtieron, aplaudieron, rieron y participaron.

Salimos todos de Instagram, del momento selfie y cotilleo para, simplemente, disfrutar escuchando las lecciones de vida de un grupo de chicas que lo han dado todo por hacer de su profesión un modo de vida en una sociedad que, todavía, sigue sin apostar por la cultura. Cultura en femenino se llama este ciclo de encuentros promovido por la Asociación Cantera Cultural para acercar las experiencias de mujeres cada miércoles mientras te tomas un café o una cerveza mirando a la ría de Huelva. La rabia es que en Huelva existan pocos locales que promuevan la cultura. Aunque bueno, por algo hay que empezar y he aquí mi aplauso para los que dicen sí a lo nuevo, a lo diferente, a los que buscan romper con lo habitual y a los que abren ventanas al arte y las emociones.

Mientras charlaba con estas artistas tan dispares (María J.L Hierro, Gema Romero, Miriam Toscano, Julia de la Torre y Estela Rengel) me di cuenta de una cosa. Todas compartíamos la misma esencia. Todas hemos nacido, hemos vivido y nos hemos desarrollado en una tierra como Huelva, de la que muchos reniegan y califican como un un lugar sin oportunidades. Las 6 sentimos el impulso de emocionar y de llegar a los demás con cada una de nuestras habilidades. Todas hemos aprendido a nadar contracorriente en profesiones que se acercan más a lo vocacional que a lo monetario. Y todas somos mujeres que buscan crear en un mundo donde opositar es el sinónimo de triunfo.

Me sentí feliz al verme reflejada en otras personas que, como yo, intentan hacerse un hueco en una sociedad que no aplaude el esfuerzo ni las artes. O mejor, dicho, en una provincia donde, a pesar de los avances, se sigue sin leer poesía (o se lee poco) o sin promocionar como se debiera a muchos artistas locales que deslumbran en la música, el cine o el teatro. Por eso ayer, al ver el poder que tenían 6 mujeres unidas, tan distintas y a la vez tan iguales, se me encendió la bombilla. Quizá harían falta no una, sino un centenar más de 'Canteras culturales' que prendieran por todos los rincones de Huelva esa llama. Una llama que encienda el interés, las ganas de aprender, de conocer, de vivir y de disfrutar del sorprendente talento local. Aunque como dije, el arte que hay en Huelva señores, bien podría ser reconocido a nivel nacional e internacional.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios