Perlas

Miles de comentaristas le recordaron a Sánchez que esa igualdad lleva 40 años en el art. 14 de la Constitución

Si eres un articulista con columna semanal y dudas acerca del tema que vas a encarar, no tienes más que irte a la hemeroteca reciente y darle un vistazo. Allí, a buen seguro, encontrarás una perla que te obsequia algún miembro de este gobierno incontinente verbal que es un auténtico regalo para los columnistas. A veces no encuentras una perla, puede que te encuentres con dos o más. Esta semana pasada la inauguró, por orden jerárquico, el presidente. Este hombre hace verdaderos esfuerzos, dignos de otras labores, por aparecer como un paladín de lo políticamente correcto, lo que yo siempre llamo en esta columna "de lo imbécilmente correcto". Pasaba el día del cuarenta aniversario de la Constitución, y aparte de las chorradas y memeces habituales de sus enemigos, nadie había sacado los pies del tiesto hasta que el Sr. Sánchez se iluminó y publicó un twitter en el que dijo que había que modificar la Carta Magna para igualar en derechos a hombres y mujeres. La rechifla general no tardó en aparecer en las redes sociales. Miles de comentaristas le recordaron que esa igualdad lleva cuarenta años, negro sobre blanco, en el artículo 14 del texto fundamental. La verdad es que no quedó lo que se dice bonito, más bien descorazonador, que un presidente del Gobierno no haya llegado al artículo 14 en su lectura de la Constitución.

Pero el premio, la palma y la medalla de oro de la semana, en lo que a lo imbécilmente correcto se refiere, se lo llevó doña Teresa Ribera, a la sazón ministra de no sé qué cosa. La frase es encomiable por su sencillez: "Sólo me gustan los animales vivos". De nuevo el pitorreo recorrió las redes sociales de arriba abajo. A la ministra no le gustan los toros y no se le ocurrió decir una tontería más grande que esta para demostrarlo. A escasos días de la Navidad el jolgorio de los comentaristas se multiplicó por mil. Unos le preguntaban por las cigalas, otros por los pavos, por las gambas, por las patas de cordero, por los chuletones de ternera, por el jamón ibérico y así hasta donde imaginarse puedan. Dicho esto voy a desearle una feliz Navidad a la señora ministra con unas palabras del grandísimo Federico García Lorca. Lo mismo las enmarco y se las mandó al ministerio. Dicen así: "El toreo es probablemente la riqueza vital y poética de España, increíblemente desaprovechada por los escritores y artistas, debido principalmente a una falsa educación pedagógica que nos han dado. Creo que los toros es la fiesta más culta que hay en el mundo". Igual pensaban Goya, Picasso, Hemingway, García Márquez y cientos de artistas más. Feliz Navidad, señora.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios