El faro

Construir ciudad

También es conservar y mantener infraestructuras, dotaciones, construcciones y elementos singulares

Construir ciudad no es sólo extender la urbe, crear nuevas avenidas y calles, dotarla de espacios públicos, plazas, parques, zonas verdes y áreas de estacionamiento, también es conservar y mantener infraestructuras, dotaciones, construcciones y elementos singulares que contribuyen a darle identidad propia, que suponen un factor que marca en parte su singularidad y, además, constituyen en sí mismos un atractivo turístico, que se debería potenciar, un aspecto que, sin embargo, en Huelva no se tiene en cuenta, lo que ha conllevado la pérdida de patrimonio arquitectónico y artístico.

No es algo nuevo, es una forma de proceder que se remonta en el tiempo, y que sigue su deriva sin que nadie le ponga freno. Son pocas las viviendas que se conservan en el casco histórico y algunas de las que permanecen se encuentran en un estado deplorable. En Huelva no se sabe o no se quiere dar nuevos usos a las grandes construcciones. El Manuel Lois está en el catálogo de edificios demolidos de la ciudad, una edificación que podría haberse convertido en una residencia de mayores o incluso albergar el tan demandado Materno-Infantil.

Edificios emblemáticos aguardan años y años para ser sometidos a una restauración mientras se incrementa su deterioro, es el caso del antiguo cuartel de Santa Fe, la vieja cárcel, la estación de trenes o de la casa del obrero de vía. En otros casos, se inician las obras de rehabilitación y se paralizan al poco de empezar, dejando la actuación inacabada, un ejemplo de ello es el antiguo edificio de Hacienda, que recientemente ha sido retomada.

Meses lleva parada la rehabilitación de la Fuente Vieja, un proyecto que incluye uno de los miradores del Conquero. Las originales estructuras, obra del arquitecto José Luis Morales, se construyeron dentro del Plan Andalucía 92 y aportaban un gran atractivo al Conquero, una moderna obra de arquitectura civil, conformada por cuatro artísticas composiciones, que sucumbieron al paso del tiempo, los actos vandálicos y la falta de actuaciones de conservación. Elementos de interés de los que se ha privado a la ciudad. Uno de ellos se ha demolido y en su lugar se ha realizado una construcción oval con gradería que nada tiene que ver con el mirador original, ni en su faceta estética ni en la funcional. Una gran pérdida.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios