Salud, no; que salud tengo

Las aseguradoras privadas reproducen con un lujo menguante los vicios del sistema público en el que acabamos confiandoEspaña dedica menos a la sanidad pública que los países que nos son de referencia.