Cultura

La Medalla de Oro de la Academia de Cine, para el realizador Manuel Gutiérrez Aragón

  • Famoso por filmar un turbio costumbrismo de la España del XX, recibirá el premio en octubre

El realizador cántabro Manuel Gutiérrez Aragón, autor de películas como Demonios en el jardín o Maravillas, fue reconocido ayer con la Medalla de Oro de la Academia de Cine, que le será entregado en octubre, ha informado esta institución.

Gutiérrez Aragón, nacido en Torrelavega en 1942 y famoso por filmar un turbio costumbrismo de la España del siglo XX, se retiró del cine tras el estreno de Todos somos invitados y, suma este galardón a otros premios como la Concha de Oro en San Sebastián por La mitad del cielo, el Oso de Plata de Berlín por Camarada negra y el Premio Nacional de Cinematografía 2005.

"Lo que más me impresiona es la gente que ha recibido antes la Medalla, todos muy meritorios y, por supuesto, más que yo (...) Para merecerla tendré que esforzarme más (...) Como ya es difícil que haga películas, ayudaré a la profesión en aspectos de formación y conocimientos", explicó en declaraciones a la Academia.

Habla mudita, Maravillas, El corazón del bosque o El rey del río han sido algunas de sus aportaciones más importantes como director de cine en 35 años de carrera marcada por su afilada mirada a las convulsiones políticas y emocionales de España, desde el franquismo a ETA, pasando por la transición y la mejor adaptación de la gran obra de la literatura española, El Quijote.

Además, ha firmado guiones de títulos importantes del cine español como Furtivos, de José Luis Borau, o Jarrapellejos, de Antonio Giménez-Rico (por la que ganó su único premio Goya) y la época más fructífera de su filmografía ha estado vinculada al tándem que formó con Angela Molina. En el momento de anunciar su retirada, reconoció: "No he vuelto a hacer una película por soberbia. Pensé: 'antes de que me quiten, me quito yo'", explica la Academia en una nota informativa.

Si bien Cantabria ha estado presente en su cine, Gutiérrez Aragón también ha desviado su cámara a Cuba, de donde era originario su padre, para rodar Una rosa de Francia y Cosas que dejé en La Habana, y su inquietud artística también ha abarcado la literatura, con novelas como La vida antes de marzo, con la que ganó el Premio Herralde, o Gloria mía, que ha publicado recientemente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios