Cultura

Amores e infidelidades

Multicines La Dehesa Islantilla.- T.O.: 'Arráncame la vida'.- Producción: México y España, 2008.- Duración: 107 minutos.- Dirección: Roberto Sneider.- Guión: Roberto Sneider basado en la novela de Ángeles Mastretta.- Fotografía: Javier Aguirresarrobe.- Música: Leonardo Helblum y Jacobo Liberman.- Intérpretes: Ana Claudia Talancón, Daniel Jiménez Cacho, José María de Tavira, Camila Sodi, Joaquín Cosío, Fernando Becerril

Arráncame la vida, que pasa por ser la mayor producción del cine mexicano, es también un récord de taquilla que ha superado los dos millones y medio de espectadores. Fue el film seleccionado para los Oscar de este año y tiene, entre sus mejores atractivos que puedan interesar la visión de la película en que está basada en la famosa novela de Ángeles Mastretta. Nos ha llegado con cierto retraso, pero al menos ha podido estrenarse entre nosotros, que otras muchas no lo consiguen. Este libro con otro de la misma autora, Mal de amores, publicado en 1996, son de esos textos que animan a los lectores por sus argumentos intensos, apasionadamente sentimentales y de fuerte impacto en el espectador. Ello proporcionaba cierta expectación a su trasunto cinematográfico.

Siendo uno de los grandes éxitos de lectura de los años noventa, nada puede extrañar que Arráncame la vida -título tomado por la escritora de una canción del famoso compositor mexicano Agustín Lara- fuera adaptada a la gran pantalla. Y ello ha sido posible con la participación de la propia autora de la novela. Nos retrata una sociedad y estilo de vida propios de los años 30 y 40 del pasado siglo XX en México y, sobre todo, nos brinda la imagen real de mujeres de fuerte personalidad, poderosas y capaces de todo por su amor intenso y apasionado, de agudo carácter feminista, según la autora, aunque el director Roberto Sneider, de quien recordamos Dos crímenes, le haya aportado un tono más femenino. Lo cual marcó diferencias entre uno y otro a la hora de la adaptación que al fin pudieron conciliarse.

Lo que se anunciaba como un bolerazo, en la jerga propia de este género en México, la realidad nos la escenifica con un inconfundible aire de serial televisivo bien dotado en la puesta en escena como producción lujosa y atractiva para el gran público. De ahí su predicamento.

El argumento propicia una historia propia del género: Catalina, una joven de quince años, se casa con un general revolucionario de carácter machista, con irrefrenable afán de poder, autoritario, corrupto, soberbio e infiel a su esposa, que no se somete a la sumisión y pasividad que parece imponerle la sociedad mexicana de la época. Asistimos a la maduración de la protagonista desde 1932 hasta 1947 y también a sus vicisitudes matrimoniales en una época en la que México registró una profunda transformación. Todo se nos cuenta con una gran fidelidad al relato original y una ambientación notable que realza la magnífica fotografía del español Javier Aguirresarobe, uno de los grandes iluminadores de nuestro cine.

En este tono de gran melodrama que tan legítimamente se entraña en el mejor estilo del género a la mexicana, recobra muchos de aquellos valores que en los años 40 y 50 brillaron con prestigio y personalidad. Roberto Sneider reconstruye con eficacia y brillantez la época con una estética admirable. Tal vez las pasiones, los sentimientos, donde se conjugan la ambición, los sucios manejos, el sexo, los desengaños y las infidelidades, no reflejen con la misma exactitud y nitidez la fuerza que transmite la novela, aunque eso no ha de llegar a quienes no conocen la obra original. Llama más la atención esa evidencia de unos tiempos donde la realidad social y la situación política suponen elementos de considerable magnitud en la valoración general de la trama.

Un capítulo importante es el de la interpretación, donde destaca Ana Claudia Talancón, tanto en su expresión de la adolescente ingenua como en la mujer fría y calculadora, sensible y sensual que sería después. Con ella, Daniel Gutiérrez Cacho es otro gran protagonista, así como el resto del reparto. Es una de esas películas que ha de cautivar poderosamente a los amantes del melodrama.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios