Mundo

Budapest y Varsovia reafirman su veto a los presupuestos europeos

  • Orban y Morawiecki afirman que el condicionamiento a los fondos es un arma para obligar a aceptar medidas.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban (dcha.), recibe a su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki, en su despacho oficial en Budapest. El primer ministro húngaro, Viktor Orban (dcha.), recibe a su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki, en su despacho oficial en Budapest.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban (dcha.), recibe a su homólogo polaco, Mateusz Morawiecki, en su despacho oficial en Budapest. / Zoltan Fischer (Efe)

Los primeros ministros de Hungría, Viktor Orban, y Polonia, Mateusz Morawiecki, se reunieron este jueves en Budapest para reafirmar su veto a los presupuestos europeos y expresar su rechazo a que el respeto del Estado de derecho sea una condición para el desembolso de fondos comunitarios. Ambos anunciaron, en una declaración ante la prensa y en un comunicado conjunto, que sus países se defenderán mutuamente en las discusiones actuales en la UE.

Los dos estados, bajo procedimientos de la UE por vulnerar el derecho comunitario, aseguran desde hace semanas que el condicionamiento de los fondos sólo serviría como un arma con la que la mayoría podría obligar a países miembros a aceptar medidas con las que no estén de acuerdo.

En su comunicado, los dos mandatarios acusan a los demás líderes europeos de haber creado la actual crisis en el seno de la UE, que trata de encontrar un consenso sobre sus próximos presupuestos (2021-2027) y el desembolso de las ayudas por la pandemia, en total unos 1,8 billones de euros.

"La situación actual que impide la rápida conclusión del proceso legislativo fue creada por quienes han establecido un vínculo entre el Estado de derecho y el presupuesto de la UE", señalaron.

En todo caso, Orban y Morawiecki aseguraron este jueves que están a favor de encontrar una solución "para que los recursos financieros estén lo antes posible a disposición de todos los Estados miembros".

La presidencia alemana de la UE y la Comisión Europea intentan encontrar una salida que todos los países puedan aceptar para hacer posible el desembolso de las ayudas económicas, especialmente importantes para países como España, Italia o Francia.

"Estoy convencido de que todas las partes son conscientes de su responsabilidad y contribuirán a una solución", dijo esta semana el ministro de Exteriores alemán, Heiko Maas.

Por su parte, la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, llegó a sugerir a Polonia y Hungría que lleven ante la Justicia europea sus dudas sobre este mecanismo y dejen mientras tanto de bloquear la tramitación del paquete de reconstrucción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios