Huelva

El padre de la menor de Los Pitufos dice que los abusos sucedieron “en el colegio”

  • El Instrucción 4 se hace inicialmente cargo del caso, en el que no hay detenidos 

  • La investigación queda a expensas de la exploración de la niña 

Vista general de la calle Gonzalo de Berceo de Huelva, conocida como Los Pitufos. Vista general de la calle Gonzalo de Berceo de Huelva, conocida como Los Pitufos.

Vista general de la calle Gonzalo de Berceo de Huelva, conocida como Los Pitufos. / Alberto Domínguez (Huelva)

Calma tensa en la calle Gonzalo de Berceo, donde conviven la familia que ha denunciado a un hombre por abusar sexualmente de su hija de cinco años y el presunto abusador. Después de que se haya producido un cruce de denuncias ante la Policía Nacional (el supuesto abusador fue agredido) y de que los agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana custodiaran esta zona de La Orden conocida popularmente como Los Pitufos, la tranquilidad ha retornado a la vía.

En paralelo, como ha podido saber Huelva Información, el Juzgado de Instrucción 4 de Huelva (que inició ayer su turno de guardia) se ha hecho cargo inicialmente del caso, aunque lo más probable es que se inhiba en favor del órgano instructor que se encontraba realizando esas funciones cuando acontecieron los hechos.

Ahora todo queda a expensas de que el juez al que corresponda definitivamente y el equipo de Evaluación e Investigación de Casos de Abuso Sexual (Eicas) realicen la correspondiente exploración a la pequeña onubense.

Las fuentes de este periódico han confirmado que por el momento no se ha producido ninguna detención en este asunto tan delicado, que ha crispado al vecindario y que mantiene atenta a la Policía para evitar incidentes.

Este diario ha tenido acceso a un vídeo publicado en una red social en el que el padre de la niña explica cómo pudieron acontecer los hechos. "Cogió y durante el transcurso de la mañana, en el colegio de mi hija, y tocó a mi hija en las horas de taller junto a la hija de él, las tocó en el cuarto de baño", explica el joven.

A ello agrega que "mi hija estaba un montón de rara, no quería dormir conmigo, no come, no habla. Hasta que conseguimos sacárselo, que sacara el nombre de la hija, y ya tiene puesta su correspondiente denuncia. Espero a ver si lo detienen o no".

Después de conocer la versión de la niña, asegura, interpusieron una denuncia ante la Policía Nacional que está apoyada por "partes de psicólogos, del médico de La Orden y del Juan Ramón Jiménez".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios