Apuntes de cabildo

La nueva Carrera Oficial

  • El pleno de hermanos mayores acuerda la ampliación a la Gran Vía

  • Se podrán reubicar los palcos de 170 abonados que se esperan se vean afectados por obras

Tramo de la Gran Vía por donde se ampliará la Carrera Oficial. Tramo de la Gran Vía por donde se ampliará la Carrera Oficial.

Tramo de la Gran Vía por donde se ampliará la Carrera Oficial. / H.I.

Es el segundo cambio en la Carrera Oficial en el periodo de Antonio González como presidente del Consejo. A su llegada se eliminó el tramo de Méndez Núñez y todo volvió al itinerario de la calle Concepción, con ello se liberaba a las hermandades de la parroquia de la Concepción de la incomodidad de los palcos a las puertas de la iglesia, que era todo un problema a la hora de la salida y las recogidas.

Ahora hay un nuevo cambio que obedece a las obras que se están efectuando en el edificio de la antigua delegación de Hacienda, donde no se podrán colocar 120 palcos y la deslucida salida por Cardenal Cisneros. Además, se espera que en los próximos meses se inicien las obras en el antiguo Banco de España, en la Plaza de las Monjas, lo que supondría la eliminación de 50 palcos. De esta forma, la opción más lógica era la ampliación de la Carrera Oficial por la Gran Vía hasta las esquinas de la calle San Salvador y Santa Ángela de la Cruz.

Sin duda es una situación que en estos años en los que se ha ido adelantando la entrada en Carrera Oficial y algunas cofradías recogiéndose antes en sus templos, esta ampliación fuera objeto de debe. Sin embargo sólo supone 15 minutos más por la Gran Vía, que es lo que dará de paso el Consejo. Seguro que las cofradías sabrán ganarlo en su recorrido de vuelta.

La cuestión en esta ocasión no son 15 minutos, ni 30, ni los cinco minutos por los que a veces una cofradía discute por una esquina. La Semana Santa es algo más que un reloj en la mano. Dentro de la cordura lo que hay que tener muy claro es que lo más importante de lo que aquí se hablaba era de los 170 abonados de palcos, 170 familias de onubenses que se quedarían sin poder ver la Semana Santa en la Carrera Oficial.

Esto es lo sustancial, lo demás es secundario y a veces hasta anecdótico. Las cofradías deben saber que no salen a la calle solo para la satisfacción personal de sus cofrades en su estación de penitencia, sino para comunicar la fe en la calle.

Salimos para que nos vean. Esa es una necesidad, la que constituyó los orígenes de la Semana Santa y lo es ahora más que nunca. No salimos para satisfacción del frikismo cofrade. Las hermandades tienen una misión en la calle. Es la labor catequética, sin ello no tendría sentido todo lo que se monta.

Eso es lo primordial, que la ciudad participe de las cofradías, que se integre con ella, más allá de una revirá, una saeta o una mecía... ese es el vehículo para hacer ver en la calle la representación del Dios que está en los templos.

La Semana Santa tiene esa misión y acercarla a la gente es primordial. Por eso es un acierto que se amplíe la Carrera Oficial ante esta necesidad.

Además, seguro que gustará este espacio y no es de extrañar que el debate sea luego el de mantenerlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios