Sanidad

Los fumadores de 40 a 50 años son los que más buscan dejar el hábito

  • El centro de salud del Torrejón celebrará su vigésima Semana sin Humo

Marcha hacia el Parque Moret de una pasada edición. Marcha hacia el Parque Moret de una pasada edición.

Marcha hacia el Parque Moret de una pasada edición. / Canterla (Huelva)

El deseo por dejar de fumar no desaparece y los centros de salud son prueba de ello. La principal franja de edad de aquellas personas que quiere dejar el hábito se encuentra entre los 40 y los 50 años siendo los momentos más propicios para planteárselo, el nuevo año –todo un clásico– y la proximidad del verano.Para seguir animando a la población a dejar tan perjudicial hábito, el centro de salud del Torrejón celebra en unos días, la vigésima edición de su Semana sin Humo. Todas sus actividades se desarrollarán en coordinación con el Plan Integral del Distrito V.

El director del centro de salud, Jesús Pardo, indicó que no solo una vez al año se aborda este asunto sino que el centro, como en otros de la capital, se llevan a cabo actividades como los cursos que se realizan en sesiones grupales. Lo más interesante es que “la población es cada vez más consciente de los efectos perniciosos del tabaco”, apuntó Pardo.Desde el día 27 se van a desarrollar diversas actividades atendiendo a los diversos grupos de población en riesgo, fumadores activos y fumadores pasivos. Con ese objetivo de aumentar el ejercicio físico como ayuda para dejar de fumar, se ha organizado una marcha desde el centro de salud hacia el Parque Moret, el 31 de mayo a las 10:00, con el apoyo de los profesionales sanitarios del centro.

Pero antes, el miércoles a las 12:00, habrá un taller sobre tabaco y enfermedad pulmonar, impartido por Leopoldo Palacios, enfermero del propio centro. En la edición de este año se pondrá especial hincapié en la intervención en los centros educativos de la zona, con actividades dirigidas a los alumnos de Primaria, con la organización de diversos concursos para la elección de un lema, de dibujos y carteles así como de la realización de un cómic.

En los curso de ESO, tendrá lugar un coloquio-debate entre los alumnos, dirigido por profesionales que han tenido diferentes experiencias con el tabaco y que han logrado dejar ese temido hábito tabáquico. Además se celebrará un concurso de rap alusivos a los beneficios de dejar el tabaco. Para Jesús Pardo, la actividad en los centros docentes es el punto central del programa por el mensaje que se pretende dar a las nuevas generaciones.

Se instalará además una mesa informativa a la entrada del centro de salud, durante toda la semana que viene, atendida por profesionales sanitarios, para atender y estimular a aquellos fumadores que quieran dejar el hábito. Asimismo se les ofrecerá la posibilidad de realizarse una cooximetría, aparato que mide el CO2 exhalado desde sus pulmones y graduar la afectación que estos tienen por el humo del tabaco.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios