Huelva

Coronavirus Huelva: El nuevo protocolo de aislamiento prevé cuarentenas de hasta 28 días

  • La duración del confinamiento de los casos sospechosos variará en función de las posibilidades de aislamiento doméstico para contener los focos

Personal sanitario en el exterior del Juan Ramón Jiménez. Personal sanitario en el exterior del Juan Ramón Jiménez.

Personal sanitario en el exterior del Juan Ramón Jiménez. / Domínguez (huelva)

Hasta algunas cuarentenas por casos confirmados podrán durar hasta 28 días, es decir, justo el doble de lo que habitualmente se estipula en el protocolo Covid-19. Todo ello función de las posibilidades de confinamiento y aislamiento doméstico de los afectados.

Así se señala en el Procedimiento de Diagnóstico y Vigilancia Covid-19 que el Distrito Sanitario Huelva-Costa y Condado-Campiña divulgó entre sus profesionales la semana pasada, coincidiendo con las nuevas directrices emanadas desde el Ministerio de Sanidad y que entre otras cosas, confirman la relevancia que la Atención Primaria va a tener en estas nuevas etapas de lucha contra el coronarias. El texto distribuido entre la Atención Primaria onubense, se hace eco del del Ministerio de Sanidad: Estrategia de Diagnóstico, Vigilancia y Control en la Fase de Transición de la Pandemia de Covid-19. Indicadores de seguimiento.

De este modo, se indica que “los contactos estrechos de casos confirmados realizarán cuarentena domiciliaria durante 14 días desde la fecha del último contacto con el caso (en caso de convivientes se podrá plantear la cuarentena a la espera del resultado diagnóstico del caso sospechoso). En caso de ser convivientes y no poder realizar un aislamiento del caso en las condiciones óptimas, la cuarentena se prolongará 14 días desde el final del aislamiento del caso”.

El protocolo añade que “si durante los 14 días de cuarentena desarrollara síntomas, pasará a ser considerado caso sospechoso, deberá hacer autoaislamiento inmediato en el lugar de residencia y contactar de forma urgente con el responsable que se haya establecido para su seguimiento. Si el contacto sigue asintomático al finalizar su periodo de cuarentena podrá reincorporarse a su rutina de forma habitual”.Con todo ello se busca que, incluso en el caso de que una persona sea contagiada durante la cuarentena que mantiene con un positivo conviviente, no desate la cadena de contagios sino que el foco se mantenga lo más aislado posible”.

Es digno de destacar la observación que hace de que puede haber situaciones familiares en las que el aislamiento o cuarentena no pueda realizarse en condiciones adecuadas, lo que obviamente será tenido en cuenta desde un principio, por los profesionales sanitarios que asuman el caso en cuestión. Otro aspecto trascendental del nuevo protocolo que sigue la Atención Primaria onubense es el de la realización de las pruebas PCR, tal y como se anunció con anterioridad y que hasta hace pocas semanas, se quedaban circunscritas al entorno hospitalario. La prueba PCR asegura si en el momento de su realización, la persona es paciente de Covid-19.

De este modo, ante un caso sospechoso, se solicita el PCR para lo que se le dará cita al paciente. Mientras que ésta llegue, se procederá al aislamiento preventivo, la “detección de los convivientes y aislamiento de los mismos hasta que se conozca el resultado del PCR”.

El protocolo que están manejando todos los centros de salud de la provincia contempla tres escenarios ante un caso sospechoso del que tienen constancia. En primer lugar, cuando los sanitarios se encuentren ante una PCR negativa y no exista alta sospecha clínica. En este caso se le considerará un caso descartado en el que no se precisará aislamiento.

La segunda opción que se les puede presentar es la de una PCR negativa “pero hay alta sospecha clínica de que se trate de un caso de Covid-19”. En este caso, se repetirá la PCR con una nueva muestra del tracto respiratorio. Si “la PCR continúa siendo negativa y han transcurrido varios días desde el inicio de los síntomas, se podrá plantear la detección de IgM (anticuerpos)mediante una prueba serológica. En este caso sí es “necesario el aislamiento del caso y de sus convivientes hasta que el paciente pase a ser descartado o confirmado”. Además, “los casos de infección respiratoria aguda grave con criterio clínico y radiológico compatible con Covid-19 con resultados de PCR negativos o los casos sospechosos con PCR no concluyente, se considerarán casos probables”.

Finalmente puede darse el caso de una PCR positiva, es decir el de una persona confirmada con una infección de Covid-19 activa.

Hay que tener en cuenta que este tipo de cautelas tienen entre otras razones, el hecho de que la prueba PCRno es concluyente de una manera total. Los estudios respecto a ello hablan de un margen entre el 10% y el 25% de error.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios