Huelva

Los chiringuitos piden a las administraciones "que no fallen"

  • Los propietarios dicen que pueden abrir, pero que "si no hay playa, la gente no va a venir"

Los propietarios de un chiringuito en Isla Cristina tratan de reponer sus instalaciones perdidas. Los propietarios de un chiringuito en Isla Cristina tratan de reponer sus instalaciones perdidas.

Los propietarios de un chiringuito en Isla Cristina tratan de reponer sus instalaciones perdidas.

El Consejo Empresarial de Chiringuitos de la Federación Onubense de Empresarios, presidido por Esteban Navarro, miran ya a la próxima temporada veraniega pero pendientes de que las administraciones "no fallen" respecto al arreglo de las playas con el fin de vivir una buena temporada. Navarro precisó que los últimos fines de semana de la primavera "no han sido buenos porque el tiempo no ha acompañado ni el estado de las playas tampoco", por tanto ha dejado claro que "sin las playas en condiciones y sin los servicios mínimos, la gente no viene".

Navarro remarcó que "la Junta de Andalucía tiene que ponerse un poco las pilas, ya que en lo que se refiere a equipamientos, baños públicos y dotaciones, está retrasado y podemos tener carencias de cara al verano".

"Desde Costas nos han prometido que las playas estarán listas a principios de temporada, estamos algo más tranquilos pero pendientes de que no nos fallen", clamó el presidente del Consejo, a lo que ha añadido que el sector "necesita el compromiso que anunciaron tanto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, como la presidenta de la Junta, Susana Díaz, cuando visitaron las playas tras los temporales, y es que las mismas estarían listas".

"Los chiringuitos podemos abrir las puertas pero si las playas no están preparadas, la gente no viene, y además Huelva no podrá ser competitiva con otras provincias, como Cádiz y Málaga", lamentó Navarro. A su vez, ha señalado que muchos establecimientos, hasta que las playas no estén preparadas, "no podrán montarse porque les puede llegar el agua".

El pasado mes de marzo el Consejo Empresarial de Chiringuitos cuantificó en 1,2 millones de euros los daños que el temporal ha causado en sus instalaciones, una cifra compuesta no sólo los daños materiales sino también lo que el empresario dejará de ingresar por tal motivo al no haber podido abrir su negocio de cara a la Semana Santa.

"Si ya se soluciona todo, esperamos que las ventas vayan con normalidad durante el verano y que el negocio solo tenga que depender del factor meteorológico". De los chiringuitos existentes en la provincia, once han resultado dañados graves, y de los mismos, tres ya se han recuperado y los otros ocho están en proceso, manteniendo sus puertas cerradas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios