Huelva Paranormal

Los avistamientos OVNI en la provincia de Huelva

  • Sucedió un 19 de Diciembre de 1954 en la localidad de Cartaya, ese día Manuel Moral Bernal y Riquelme Camacho estaba en el paraje de la ‘Tavirona’... Fue el primero de muchos

Los avistamientos OVNI en la provincia de Huelva

Los avistamientos OVNI en la provincia de Huelva

Sucedió un 19 de Diciembre de 1954 en la localidad onubense de Cartaya, ese día Manuel Moral Bernal y Riquelme Camacho estaba en un paraje llamado ‘Tavirona’, entonces, a unos 50 metros de distancia observaron un extraño artefacto circular… Hacía mucho ruido y volaba rumbo a nuestro país vecino, a Portugal.

En Mayo de 1956 se vio un objeto volador no identificado en la zona del Estrecho de Gibraltar, emitía una fuerte luz y fue visto por muchos testigos. Aquella forma era de color verde y estuvo parado, detenido, suspendido en el aire, aproximadamente unos diez minutos, más tarde comenzó a descender sobre la villa de Benzú y desapareció.

El 4 de Septiembre de 1968 se pudieron ver cinco extraños objetos misteriosos en diferentes ubicaciones de Málaga… Eran luminosos y curiosamente aquel mismo día también se pudieron ver en localidades tan distantes como La Palma del Condado en Huelva o Bollullos del Condado. Fue José Romera Cárdenas quién desplazándose en dirección a Valverde ve cruzar por el cielo un misterioso OVNI con forma circular y que emitía destellos de colores alternos como el rojo o el verde. Otro vecino –Manuel Reyes Hernández- también es testigo de lo imposible…

Diez días más tarde, el 14 septiembre de 1968, el siguiente incidente OVNI lo encontramos en el testimonio de un testigo en la onubense localidad de Ayamonte: “esa tarde, desde la terraza del apartamento que habitaba en la playa, si sobre el horizonte un objeto de forma oval, sobre la vertical de Ayamonte, hacia el Sur del Faro, el cual se movía muy lentamente, oscilando de forma pendular de Norte a Sur y de Sur a Norte. Despedía una luz anaranjada muy viva, dando destellos en rojo a intervalos parecidos a los de un faro que quedaba más al Norte y abajo. Fue visto por mi esposa y por mí, así como por la familia que habita en el apartamento contiguo y que fue avisada por nosotros. Desde que yo lo divisé duró unos tres minutos para ir desapareciendo como si fuese apagando”.

En Huelva, aquella noche, se vieron extrañas luces de tonos rojizos y verdes, con un movimiento ascendente y descendente en las cercanías de Gibraleón, posteriormente tomó rumbo a San Juan del Puerto perdiéndose en las cercanías de la fábrica de celulosa. Así lo afirmaron los testigos José Rodríguez González, su esposa Concepción Sánchez y su sobrino José María Morales cuando se encontraban en el castillo de Gibralfaro, viendo varios grupos de luces enigmáticas y misteriosas.

A finales del mes de octubre de ese mismo año, en el cruce de Cortegana a Aracena otra persona, desde su automóvil, vio una luz que flotaba sobre unos olivos cercanos; estaba próximo al cruce de San Juan del Puerto. La luz se balanceaba suavemente a unos 80 metros… La luz era del tamaño del faro de un automóvil y no iluminaba el terreno.

En enero de 1969 un guarda de El Coto de Doñana, Manuel Espinar Anillo, relataría su experiencia al afamado periodista Carlos Murciano:

-Pues verá usted: yo saqué al caballo de la cuadra para darle un paseo y para que bebiera. Serían las diez y media de la noche. Al llegar al poco, una luz muy fuerte se me echó encima. Como el carril está cerca creí que era algún coche que había perdido la dirección y que venía hacia mí, por lo que me subí en el pilón. Al hacerse la luz más intensa y no ver ningún coche levanté la cabeza y entonces apareció aquello por encima de los pinos. Tenía la forma de una retorta, o de una bombilla, pero con el cuello muy alargado, formando como una cola. Despidiendo una luz muy fuerte cruzó por encima de la casa a gran velocidad y se perdió en dirección norte-sur. Estoy seguro que no era uno de esos que llaman meteoritos y que yo he visto alguna vez. Era un artefacto volando.

-¿Hacía ruido?

-Ninguno.

-¿Y dice usted que su luz era muy potente…?

-Sí señor. Y, aunque sólo duró unos segundos, dejó todo alrededor como si fuera de día.

-¿Se espantó el caballo?

-No. Se alejó un poco. Lo encontré luego revolcándose en la arena.

-¿Luego?

-Sí, yo me quedé completamente deslumbrado y, con las manos en los ojos, me metí en la casa hasta que se me pasó.

-¿Es la única vez que ha visto algo semejante?

-La única. Aunque no me extraña. Aquí las copas de los árboles hacen de noche ver sombra muy cerrada y es muy difícil ver nada. Había que cogerlo en un claro, como se me cogió a mi delante de la casa.

Francisco Colom, ayudante militar de la Comandancia, y Antonio Martínez, hermano del torero José Martínez Limeño también habían tenido experiencias OVNI, el ayudante de la Comandancia declaraba a Carlos Murciano:

-Yo también he visto uno de esos cacharros. Iba muy alto, pero se inmovilizó y pudimos verlo con unos gemelos. Luego siguió en dirección Suroeste, hacia Huelva. Su color –serían las cuatro de la tarde- era blanquecino, y su forma, la de una medusa.

Por su parte, Antonio Martínez decía:

-Sí señor, yo vi una luz cuando iba por la carretera de Trebujena a ver a mi novia. Subía y bajaba, y hubo un momento en que me deslumbró. Hasta me pareció sentir calor de cerca que estaba. Algunos dicen que estoy loco, pero mi futuro suegro también lo vio. Además, muchas tardes puede verse.

-¿La misma luz?

-No lo sé. Más alta, desde luego. Pero brilla mucho y se mueve, hasta que de pronto de apaga. ¿Quiere usted que intentemos verla hoy?

Sobre las 19:00 Carlos Murciano y Antonio Martínez ven la misteriosa luz, estaba sobre la vertical de Rota y se comienza a mover muy lentamente. Es de día, no hay estrellas, el cielo está despejado. Se dirigen hacia el cerrillo de Trebujena y con unos prismáticos observan. El OVNI es ovalado, con una de sus puntas achatadas, es muy luminoso, algunos creen que podría ser un globo sonda lanzado desde Rota… El OVNI sigue su desplazamiento…

-Antonio…, lo que tu viste aquella vez ¿Era otra cosa?

-Un OVNI. Esto es un OVNI.

-No lo sé; pero, como usted verá, yo no estoy loco…

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios