Contenido patrocinado

“En el año 2050 la mitad de la población será miope”

  • El director médico de Oftalvist Andalucía, Ramón Ruiz Mesa, explica las medidas para prevenir o corregir esta patalogía y señala los beneficios de una intervención quirúrgica con láser

El doctor y director médico de Oftalvist Andalucía, Ramón Ruiz. El doctor y director médico de Oftalvist Andalucía, Ramón Ruiz.

El doctor y director médico de Oftalvist Andalucía, Ramón Ruiz.

De las más de 30 clínicas con las que cuentan en España, más de 10 se ubican en Andalucía. Oftalvist comenzó de la mano de tres oftalmólogos en Alicante en 1995. Con el apoyo del grupo ASISA, este grupo nacional apostó por la expansión y ahora es el servicio oftalmológico de 14 hospitales del Grupo HLA donde se atienden a más de 35.000 pacientes nuevos cada año y se operan a más de 23.000. La última incorporación a esta red hospitalaria ha sido en Huelva donde Oftalvist se encuentra integrado en el centro médico HLA Los Naranjos desde el pasado mes de julio.

La nueva clínica, dotada con las más sofisticadas técnicas oftalmológicas dedicadas al diagnóstico, tratamiento y prevención, cuenta con un equipo médico de profesionales que desarrollan su labor en un entorno hospitalario para ofrecer la máxima seguridad y confort a sus pacientes. En 2004 fueron pioneros en Europa en incorporar una plataforma láser de femtosegundo para cirugía refractiva. Explica esta tecnología destacada con la cuentan en los quirófanos de su centro oftalmológico en Huelva el director médico de Oftalvist Andalucía, Ramón Ruiz Mesa.

–¿Por qué aumentan los casos de miopía en la población?

–Hay estudios que indican que en el 2050 la mitad de la población será miope. Esto se debe a factores genéticos pero también al uso abusivo que hacemos de las nuevas tecnologías por parte de la gente joven principalmente. Se ha demostrado, por el índice de prevalencia y en algunos estudios demográficos, como en los países asiáticos, que la miopía aumenta porque utilizamos más las tablets, teléfonos y pantallas. Nuestra recomendación es que los niños no estén tantas horas delante del ordenador y que hagan más vida en la calle.

–¿Cómo es de importante la detección precoz de la miopía en niños?

–La miopía no es una patología que se pueda prevenir. Por lo que los oftalmólogos recomendamos que los niños puedan tener su primera revisión a partir de los 3-4 años para determinar si existe alguna patología refractiva como también, además de la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo. También tendremos que estar más atentos si hay antecedentes por parte de los padres o sospechemos que el niño pueda tener un ojo ambliope comúnmente conocido como vago.

–¿Cómo se puede corregir hoy en día la miopía?

–Para corregir la miopía en edad escolar lo normal es la adaptación de unas gafas, si la graduación es baja, para uso de media y larga distancia. Incluso aconsejamos que lean y escriban sin el uso de ellas siempre y cuando tengan pocas dioptrías. Si el niño es hipermétrope, lo habitual es que tenga dolor de cabeza, lo que se conoce como astenopia, y entonces aconsejaremos que utilizan las gafas para cualquier actividad. Más adelante, a partir de los 14 y 15 años, el paciente podrá utilizar lentes de contacto. A partir de los 20 años, y siempre que la graduación esté estable durante al menos uno o dos años, podemos hablar de una solución quirúrgica a través de cirugía refractiva.

–¿Cuáles son los últimos avances hoy en día en cirugía refractiva?

–En Oftalvist trabajamos con la última y más contrastada tecnología del mercado. Utilizamos una plataforma láser de femtosegundo en sustitución al microqueratomo mecánico con cuchilla. Nosotros realizamos todos los pasos de esta intervención con avanzadas tecnologías láser, lo que aporta una mayor seguridad y perfección. El paciente debe saber que la técnica Lasik, que es la más habitual para corregir la miopía, hipermetropía y astigmatismo, consta de dos partes. En nuestros centros en Andalucía trabajamos con plataformas láser femtosegundo Z8 de Ziemer con la que separamos el flap corneal en la primera fase del procedimiento. Si la primera fase se realiza con un láser de femtosegundo la cirugía será 100% láser. En la segunda fase, en la que corregimos la graduación, trabajamos con una de las plataformas que más ha evolucionado en el mercado actual de la cirugía refractiva gracias a la plataforma Mel 90.

Esta tecnología, también se diferencia por darnos una versatilidad en cuanto a otros tipos de tratamientos como en cirugía de presbicia o en el abordaje de defectos aberrométricos que afectan en situaciones de baja calidad visual como por ejemplo en visión nocturna.

–¿Qué ventajas tiene esta tecnología láser de femtosegundo?

–Con esta plataforma láser que utilizamos en la primera fase, en la que realizamos un corte horizontal sobre la córnea, obtenemos un lentículo más preciso en cuando a su posición, profundidad y diámetro. Si el flap , raramente , no sale como nosotros queremos podemos abortar la cirugía y no pasa absolutamente nada. También podemos personalizar el tratamiento para el tipo de defecto refractivo que tenga el paciente.

–Favorece en definitiva una cirugía extremadamente segura y 100% láser.

–Además, con esta tecnología conseguimos implantar también anillos intracorneales en pacientes que padecen queratocono o ectasia corneal con la máxima precisión.

–¿Todo el mundo es apto para esta cirugía?

–Lo primero es realizar un examen completo de los ojos que vamos a operar, además de tener en cuenta la edad y la graduación del paciente. Para ello, en nuestros centros contamos con métodos diagnósticos que nos van a evaluar al paciente de una forma personalizada. Desde la medición de la calidad y cantidad de su película lagrimal (Keratograph, TearLab), hasta pruebas de tomografía (Pentacam HR AXL) para el estudio de las caras anterior y posterior de la córnea, y saber si la curvatura de la misma y su grosor es óptimo para ser operado. Podemos también prever incluso con aberrómetros cómo va a ser esa calidad del ojo después de la cirugía. Si con el resultado de estas pruebas el paciente no fuera apto para una cirugía refractiva láser podemos valorar otra solución igualmente efectiva y segura con el implante de lentes intraoculares fáquicas (ICL).

–¿Te quedas a 0 dioptrías tras la operación?

–Lo importante no es el 0 en cantidad, dado que la mayoría de las personas que no usan gafas ven fenomenal y tienen algo de graduación, una leve refracción de astigmatismo y/o miopía yo/astigmatismo. Por lo tanto , la finalidad es que el paciente sea capaz de llevar su vida habitual tanto a nivel laboral como en hobbies sin dependencia de gafas.