historias del verano

El agua en las fuentes de la ciudad

  • lEs el mejor recurso en los días de calor, para refrescar ofreciendo un servicio público

  • La administración reivindica el consumo de agua del grifo en restaurantes, que debe ser gratuita

Fuente de agua existente en la Plaza de las Monjas a principios del siglo XX. Fuente de agua existente en la Plaza de las Monjas a principios del siglo XX.

Fuente de agua existente en la Plaza de las Monjas a principios del siglo XX. / archivo.

La calle La Fuente, aun en el nombre del callejero de la ciudad, o la de Aguas, recordada en la actual Cardenal Cisneros, hablaban de lo que para la ciudad supusieron las fuentes de aguas públicas en el abastecimiento de aquellas casas donde no existían pozos, que eran la mayoría.

La mejor canalización siempre fue la que venía de El Conquero y que ahora se focaliza en la Fuente Vieja, a la falda de los cabezos, en Las Colonias. En la zona superior estaba el llamado Chorrito Alto, al amparo de agua gratuita. Aquel surtidor de agua dio nombre al grupo de casas que se situaron en este lugar, hoy más conocidos por el Repetidor. La Plaza de la Merced también tenía una fuente de agua, que surtía a todo el entorno y el Molino; la Plaza de las Monjas contó con la suya.

Las fuentes públicas eran una necesidad para abastecer de agua a la población

Hoy, cuando el agua corriente llega con facilidad a todas las casas y es un derecho para el ciudadano, pues aparecen situaciones que pretenden un mercantilismo desorbitado y fuera de lugar. Es el caso de que cuando hay espectáculos de ocio, de la índole que sea, ni se dispone de una fuente ni un simple grifo donde refrescarse. Les envían a la botellita de agua envasada o los refrescos que vende los del ambigú, que cuesta igual que estos.

Sin embargo, el agua es un derecho y así lo recuerda la Junta de Andalucía en la ley para una vida saludable. En ella se habla de la obesidad, de las chucherías en los colegios, de las bebidas azucaradas y del agua.

Lo más importante es que la norma aprobada por la Junta de Andalucía recoge preceptos para la dispensación de agua gratis. Así, junto a todas las máquinas expendedoras de bebidas y de comida rápida deberá dispensarse agua gratis y el responsable de hacerlo será el dueño de la maquina. Se deberá contar con agua gratis en todos los lugares públicos y en los centros comerciales donde existan establecimientos de restauración estos deberán ofrecerla de manera gratuita.

Desde la Junta de Andalucía se promociona el uso del agua corriente y se invita a su consumo por la alta calidad de la misma.

Ahora, en estos días de calor se echa de menos las fuentes de agua pública que estaban a disposición de todos en cualquier sitio, en plazas, parques y paseos. En las que al menos te podrías refrescar. En algunos lugares las conservan y, quizás, lo peor es que en la mayoría de los casos hay usuarios que acaban maltratándolas y dejándolas sin uso. En la actualidad se debe promocionar la fuentes inteligentes, para evitar el uso de esta por animales.

Cuando se habla de tanto microclima, de aspersores en terrazas, ventiladores con agua... no hay que olvidar que el mejor remedio para refrescarse es una fuente, la sed se repara con un buen trago de agua.

Las fuentes públicas hay que reivindicaras, no solo en plazas sino en centros comerciales, conciertos y lugares de ocio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios