Huelva

Tres años de prisión para un toxicómano por portar 25 gramos de droga en Puebla de Guzmán

  • La Audiencia estima que la cocaína y la heroína estaban destinadas a la venta, no al autoconsumo

Acceso al Palacio de Justicia onubense, donde se enjuició el caso. Acceso al Palacio de Justicia onubense, donde se enjuició el caso.

Acceso al Palacio de Justicia onubense, donde se enjuició el caso. / Josué Correa (Huelva)

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a tres años de prisión y al abono de 4.510 euros de multa a un toxicómano al que la Guardia Civil sorprendió en plena calle con 25 gramos de cocaína y heroína encima.

Tal y como consta en la sentencia, a la que ha accedido Huelva Información, se da por probado que este hombre, natural de Villanueva de los Castillejos pero residente en Puebla de Guzmán, iba caminando por la vía pública sobre las 12:00 del 17 de octubre de 2018, a la altura de la urbanización puebleña de Santo Domingo. Fue allí cuando, "al percatarse de la llegada de una dotación de la Guardia Civil que lo llamó, arrojó al suelo una bolsa de plástico".

En el interior del bulto había otras cinco bolsas. En cuatro de ellas se hallaron 16 gramos de cocaína; en la quinta, 9,1 gramos de heroína. La Sala destaca que el valor conjunto en el mercado ilícito de las drogas alcanzaría los 1.503 euros y que "eran poseídas por el acusado con intención de destinarlas a la venta para su consumo a terceras personas", nunca para consumo propio. Asimismo, los agentes intervinieron al procesado 167,5 euros, "fraccionados en billetes de 10 y 20 euros", cantidad que finalmente le ha sido embargada para que afronte el abono de la multa impuesta en la resolución judicial.

El tribunal presidido por Carmen Orland observa que este hombre lleva sometido a un tratamiento de desintoxicación de consumo de heroína y cocaína en el Centro de Prevención de Drogodependencias de Huelva desde 2004.

En los fundamentos de derecho, la Audiencia expone que los agentes de la Guardia Civil que realizaron el atestado "refutan de forma contundente la versión autoexculpatoria del acusado, quien se limita a sostener que no arrojó ninguna bolsa al suelo".

El acusado tendrá que hacer frente a las costas y al pago de una multa de 4.510 euros

Uno de ellos declaró en el juicio "con absoluta claridad y contundencia que era de día y se encontraban a escasos metros de él, que llamaron a acusado, a quien conocían del pueblo y lo pudo ver, con completa seguridad, arrojar algo al suelo, una bolsa que sacó de una riñonera que llevaba colgada en bandolera". A esto añadió que no había "nadie más en el lugar, comprobando a continuación que lo que cayera era una bolsa de plástico con otras más en su interior" que contenían la droga incautada al encausado.

Este testimonio y el del otro funcionario de la Benemérita que también presenció la escena llevan a la Sala a "considerar probado más allá de toda duda razonable que el acusado poseía la bolsa con cocaína y heroína, que la arrojó al suelo al ver llegar a la Guardia Civil y que la fuerza pública la recogió y remitió para su análisis al Laboratorio de Estupefacientes" de Sevilla, donde certificaron la cantidad y el tipo de droga de la que se trataba.

Los magistrados agregan que "no apreciamos ningún indicio o dato que nos lleve a sospechar que la incautación, custodia, traslado y análisis del estupefaciente no hubiera sido en todo conforme con los protocolos pertinentes", apuntando que la defensa "ni siquiera se ha señalado cuál sería la quiebra, desatención o infracción que en relación con ellos se habría producido".

Por todo ello, consideran al acusado autor de un delito contra la salud pública en su modalidad de tenencia preordenada al tráfico de cocaína y heroína, por el que además de prisión y multa, el condenado tendrá que hacer frente a las costas judiciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios