Huelva

El Supremo confirma la condena de dos años de prisión para el yihadista de Huelva

  • El Alto Tribunal respalda la sentencia de la Audiencia Nacional que condena a Kamal Luzito por enaltecimiento del terrorismo

Detención del acusado el 16 de junio de 2014 en la barriada del Cerezo de la capital onubense. Detención del acusado el 16 de junio de 2014 en la barriada del Cerezo de la capital onubense.

Detención del acusado el 16 de junio de 2014 en la barriada del Cerezo de la capital onubense. / Efe (Huelva)

La Sección Primera de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia condenatoria de la Audiencia Nacional contra Kamal Joao Carlos Luzito por un delito de enaltecimiento del terrorismo, quien deberá cumplir dos años de prisión y abonar las costas del recurso tras su desestimación.

Así consta en la reciente sentencia del Alto Tribunal, a la que ha accedido Huelva Información, en la que se da por probado que desde el último trimestre de 2013 y hasta mediados de 2014, el acusado usó un perfil de Facebook para publicar y compartir "vídeos, imágenes y comentarios a favor del yihad violento". Igualmente, utilizando un alias accedió al foro yihadista Jamia Hagfsa Uru Forum.

Dentro de este, accedió a "manuales de captación, información relacionada con la preparación de actos terroristas y de alabanza a sus líderes y, una vez en el subforo y bajo el hilo de discusión General guide lines for Jihad (líneas generales para la yihad), desde primeros de 2014, ha publicado determinados mensajes en favor de la comisión de actos terroristas solicitando para ello ayuda personal, militar o económica".

Para conectarse a internet y mandar los mensajes, este hombre utilizaba los ordenadores de la sede de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED) de Huelva, donde residía con sus padres; el ordenador portátil de un amigo cuando iba a su casa, el de locutorios y zonas de wifi públicas, el suyo propio y el de alguna vecina, "habiéndose identificado 65 direcciones IP de cuatro compañías".

Le fueron requisadas fotografías de la Comandancia de Marina o de la Guardia Civil

En la resolución judicial se destacan sus mensajes publicados, la mayoría en inglés, en los que podía leerse, por ejemplo, "que la paz sea con vosotros hermanos. Un saludo desde Al Andalus desaparecida. Queremos yihad en Europa pero necesitamos el obrar y los medios militares y expertos en fabricación de bombas", publicado el 9 de enero de 2014.

Tres días después escribió "os pedimos ayuda para lograr el objetivo de librar a los musulmanes del dominio de los incrédulos. Yo quiero dinero para luchar contra enemigos el Islam en el Al Andalus para la civilización musulmana perdida".

En los días sucesivos insistió en esta idea, con mensajes como "vivo en España y necesito ayuda, por ejemplo, dinero y gente para ayudarme a saber manejar armas", o aquel en el que decía "los musulmanes deberían apuntar a un objetivo con bombas, proyectiles, explosivos, bombardeos estratégicos dirigidos a destruir el potencial de guerra y los recursos económicos del oponente", hecho público aquel 25 de enero.

El 3 de febrero de 2014 señalaba que "para crear un Estado islámico primero tenemos que derrocar a los gobiernos democráticos; después, la cultura de occidente y tercero, formar un gran reino islámico universal mundial que conquistará el mundo con España y la Sharia".

Cinco días después, el 8 de marzo, expresó que "tengo un grupo pequeño de tres hombres con un poco de tiempo y dinero y hombres clave y entrenamientos van a sorprender al enemigo". A la par, seguía pidiendo "ayuda económica para trabajar hasta que Alá nos ayude a conseguir la gloria o la victoria o el martirio".

Publicaba en Facebook y foros específicos “vídeos, imágenes y comentarios a favor del yihad violento”

En mayo, concretamente el día 11, el encausado dejaba más que claras sus intenciones: "Aquí estoy esperando la orden para atentar contra los enemigos del Islam. Conquistaría el Al Andalus, pero no es fácil. Tengo colaboradores que intentarán ayudarme".

El 16 de junio de 2014 fue detenido en la barriada del Cerezo de la capital onubense. En el registro de su domicilio fueron intervenidos distintos efectos, entre los que destaca un disco duro en el que se encontró una serie de fotos realizadas por el acusado el 5 de noviembre de 2013 "sobre edificios de las fuerzas del orden de la ciudad, tales como el cuartel de la Guardia Civil, la Comandancia de Marina, el puesto de la Guardia Civil del Puerto o la comisaría de Policía de Huelva que el acusado reenvió a otras direcciones". También conservaba, encriptados, vídeos sobre la fabricación de explosivos.

Por todo ello la Audiencia Nacional lo condenó a dos años de prisión por enaltecimiento del terrorismo, a la inhabilitación absoluta durante 9 años, a la inhabilitación especial para profesión u oficio educativo por tiempo de 9 años, libertad vigilada por espacio de 5 años y pago de las costas del juicio.

El Supremo rechaza ahora los motivos de casación esgrimidos por la defensa de Kamal Joao Carlos Luzito, basados en la vulneración de la tutela judicial por error en la valoración de la prueba y en la vulneración del principio de presunción de inocencia. La Fiscalía también interesó a la Sala la inadmisión de los motivos interpuestos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios