Sucesos Un fuego calcina varios coches en mitad de un camino en Lepe

Jornada técnica

Sequía: Soluciones a corto y largo plazo para la provincia de Huelva

El gerente de la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera, Fernando Sánchez; el director general de Agua de la Junta de Andalucía, Ramiro Angulo; el presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios Álvarez; el director de Huelva Información, Javier Ronchel; el presidente de la Asociación de Comunidades de Regantes de Huelva, Juan Antonio Millán; y el director general de Asaja Huelva, Félix Sanz, posan al término de la mesa redonda encuadrada en el ciclo Huelva a debate, con la jornada técnica ‘Gestión del agua ante la escasez’.

El gerente de la Comunidad de Regantes Palos de la Frontera, Fernando Sánchez; el director general de Agua de la Junta de Andalucía, Ramiro Angulo; el presidente de la Fundación Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios Álvarez; el director de Huelva Información, Javier Ronchel; el presidente de la Asociación de Comunidades de Regantes de Huelva, Juan Antonio Millán; y el director general de Asaja Huelva, Félix Sanz, posan al término de la mesa redonda encuadrada en el ciclo Huelva a debate, con la jornada técnica ‘Gestión del agua ante la escasez’. / Josué Correa

El agua mueve el mundo. Y lo sustenta. Y ahora no llueve. El cambio climático ha dibujado una realidad que se puede escenificar en una casa del terror del siglo XXI. Y la clave, la única clave, es esforzarse, hacer un trabajo previo para enfrentarse a esos monstruos con todas las herramientas para desvanecer los miedos que pueden crear. Para Huelva, el agua lo es todo. Es economía. Es presente. Futuro. El agua es vida. La provincia de Huelva tiene en el agua un pilar fundamental e imprescindible para su propio desarrollo y el de sus vecinos. Aquí se enmarca la agricultura. Un sector económico que actúa como gigante y ejemplo de las virtudes de esta esquina del sur occidental, gracias a su historia, a su espacio y al gran número de personas y familias que dependen de que el trabajo llegue a buen puerto. Y ahora, no llueve. Y en esa escasez aparecen numerosos interrogantes acerca de cómo gestionar el agua que queda, el poco que llegará de las precipitaciones; así como buscar alternativas a una realidad que ya pisa los talones a empresarios y agricultores.

Todo esto y más, como son las necesarias infraestructuras, se pusieron encima de la mesa en una jornada del ciclo Huelva a debate, que organiza Huelva Información con el patrocinio de la Fundación Caja Rural del Sur, y que se celebró este viernes en el Centro Cultural José Luis García Palacios de Caja Rural del Sur. Bajo el título Gestión del agua ante la escasez se desarrolló una mesa redonda compuesta por el presidente de la Asociación de Comunidades de Regantes de Huelva (Corehu), Juan Antonio Millán; el gerente de la Comunidad de Regantes de Palos de la Frontera, Fernando Sánchez; el secretario general de Asaja Huelva, Félix Sanz; y el secretario general de Agua de la Consejería de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Ramiro Angulo. La mesa redonda, que se desarrolló ante un numeroso público perteneciente al sector y expertos en la materia, y que después participó bajo un coloquio, estuvo moderada por el director de Huelva Información, Javier Ronchel. 

Previamente tomó la palabra el presidente de Caja Rural del Sur, José Luis García-Palacios Álvarez, quien señaló que para la propia Fundación establecer este tipo de foros es una cuestión “absolutamente prioritaria”, ya que es una manera de “crear conciencia para afrontar problemas como los que tenemos y tendremos”. Para el presidente “agua hay”, lo que falta es “infraestructura” y es que la escasez la encuadró en “la conciencia de grupo, de visión de grupo”, metiendo en este saco a los gobernantes, y “escasez de valores de llamar las cosas por su nombre”.

Al mismo tiempo remarcó que Huelva es una provincia “privilegiada” pero ante unos momentos de escasez de agua, hay que tener “arrojo y valentía” para “definir los caminos que hay que establecer”. Asimismo, puntualizó que la Sierra onubense cuenta con una de las “más altas” pluviometrías de la Península, “pero somos de las provincias con menos capacidad de embalsamiento”. Afirmó, eso sí, que Huelva es una de las mejores provincias en cuanto a la gestión de agua. Aunque advirtió que “si no lloviera este año, la situación del año que viene es dramática para los agricultores y para la sociedad en general. A lo mejor el año que viene no se plantan fresas”, alertó como ejemplo. 

Ya este año, apuntó, habrá “una merma de producción”, algo que “inquieta” a García-Palacios, pero la campaña del año que viene “me da pavor”, aseguró. Ante toda esta problemática, el presidente de Caja Rural del Sur señaló que una alternativa para dar la vuelta a esta situación es la “captación de agua” del fondo marino a “300-400 metros”, a través de una actuación para acceder a ese agua. La idea, anunció, ya la conoce la Autoridad Portuaria de Huelva, que está a la espera de la presentación del proyecto. 

La idea que pasa por la captación del agua del mar volvió a repetirse momentos después en la mesa redonda. “Tenemos que buscar nuevas fuentes de recurso”, apuntó Fernando Sánchez. “Tenemos que buscar desalación porque el cambio climático ha venido para quedarse. Tenemos que buscar regeneración de las aguas residuales. Tenemos que estudiar también la masa subterránea de agua”, enumeró. Por su parte, Ramiro Angulo reconoció que la desalación “es un recurso, pero agotemos todos los que tenemos antes”. Explicó que está lloviendo menos pero de una manera intensa, y puso encima de la mesa la adaptabilidad de los embalses. Eso sí, lanzó al debate la digitalización como herramienta para el crecimiento gracias a la recogida de datos, su posterior análisis y la toma de decisiones. “Queremos explorar nuevos caminos, recargar acuíferos. Y queremos hacerlo a través de los datos”.

Como era lógico, la necesidad de infraestructuras centró gran parte de la atención del foro. Es una lucha histórica de la provincia de Huelva para alzar las virtudes naturales de la tierra onubense. Sobre esta cuestión, Angulo apuntó que la intención de la Junta de Andalucía es que antes de que finalice la legislatura, las infraestructuras hídricas estén terminadas o empezadas. Que no estén en un cajón. 

Por su parte, Juan Antonio Millán señaló que Huelva tiene las “dotaciones más bajas de España”. por lo que en sequía "estamos siempre". Y para aprovechar la “abundancia de agua” de la Sierra, se necesitan “obras”. Recordó la Presa del Andévalo, la del Chanza... “que hemos ido promoviendo con nuestro esfuerzo”. “Y ahora lo que esperamos es que el río Odiel se regule con la Presa de Alcolea. Si estuviera hecha no estaríamos en situación de sequía”. “Hay que hacer cosas de emergencia”, apuntó Millán. 

El presidente de Corehu añadió es la propia "disminución de la lluvia" la que crea la escasez. De ahí que haya que "empezar a reaccionar" cuando se ve que un año, en cuestión de lluvias, es "peor que el anterior". Y es que el sector agrícola se encuentra en una situación delicada, tanto es así que "la reducción de agua puede ser del 50% a final de año si no llueve", alertó Juan Antonio Millán. Asimismo puso encima de la mesa que hay que "restablecer caudales como el del Boca Chanza", o aprovechar el agua de los pozos que están en el acuífero 25". 

“El problema que tenemos en Huelva es que no estamos preparados para una sequía. Ni siquiera la hemos visto venir. El problema es la campaña del año que viene: si no llueve es alarmante porque no va a haber campaña”, apuntó Fernando Sánchez. Además añadió que “lo que nos faltan son infraestructuras, que sin las cuales, por mucha agua que tengamos en los pantanos, no somos capaces de distribuirlas”. Eso sí, ahora, si no encontramos soluciones muy rápidas las temporada que viene no vamos a poder desarrollarla.Por otro lado, Félix Sanz reconoció que “va a ser difícil explicar a los agricultores que el año que viene no van a tener todo el agua que quieren”, al tiempo que apuntó a la concienciación necesaria de que “esto va a volver a pasar”.

En esta línea, “tenemos que pensar en el futuro”, además de reivindicar las infraestructuras para la provincia. Eso sí, recordó que el sector agrario “no es que consuma mucha agua, la sociedad consume mucha agua”. Que al final, esto es un problema con consecuencias para todos los ciudadanos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios