Huelva

Satse denuncia que el Infanta cierra camas por no aumentar la plantilla

  • El sindicato se hace eco del "colapso" de Urgencias por falta de habitaciones

Habitaciones de ingreso desocupadas en el Infanta Elena. Habitaciones de ingreso desocupadas en el Infanta Elena.

Habitaciones de ingreso desocupadas en el Infanta Elena. / h. información

El Sindicato de Enfermería Satse ha demandado la apertura de todas las camas del Hospital Infanta Elena, lo que no se lleva a cabo por no contratar más personal de enfermería. El sindicato argumenta que "la ausencia de un número suficiente de profesionales de Enfermería en este hospital vuelve a crear serios problemas a los pacientes pendientes de ingreso. Vuelve a ser rutina que en este hospital permanezcan camas cerradas con el único objetivo de no contratar a más enfermeras mientras algunos pacientes permanecen indefinidamente en sillones, en algunos casos, hasta con fracturas de cadera".

En numerosas ocasiones, Satse ha solicitado a la dirección de este hospital la contratación y permanencia continuada de dos enfermeras en los turnos de tarde y de noche en todas las plantas de este hospital, con lo cual sería factible la apertura de todas las camas aún pendientes de abrir (3ª y 4º derechas). Aun así, desde la dirección, "con la única explicación posible de ahorrar en la contratación de profesionales de Enfermería mantiene todavía camas cerradas de manera que, pese a la indudable carga de trabajo que sufren los enfermeros, se sigue dando la circunstancia de que una sola enfermera tenga que atender a 16 pacientes, situación absolutamente inadmisible desde el punto de vista asistencial". Según el sindicato, la apertura de las cuatro camas (dos habitaciones cerradas en cada una de dichas unidades), obligaría al hospital a la contratación de más personal de Enfermería, de manera que la existencia de 20 pacientes por servicio exigiría, sin ambages, que siempre hubiera dos enfermeras y en todos los turnos, algo a lo que no quiere llegar de ninguna manera el hospital. A eso hay que añadir "el colapso de Urgencias ya que, al no existir camas para ingresar, los enfermos pendientes de ingreso deben permanecer indefinidamente en condiciones inadecuadas (sillones en Observación) lo que ha propiciado quejas y reclamaciones".

Otra circunstancia "inadmisible" que se produce a diario en las unidades de este hospital, es la inexistencia de suficientes habitaciones de aislamiento, lo cual hace que, sistemáticamente, se incumpla la normativa de aislamiento. Esto obliga a que "se estén produciendo ingresos de procesos infecciosos en habitaciones no preparadas para el aislamiento en casi todas las plantas, lo cual conlleva la permanencia constante de biombos con ropa contaminada en los pasillos de las unidades así como de restos contaminados". Este tipo de habitaciones genera, además, tal cantidad de actividad asistencial que, cuando una enfermera debe atender a un paciente de estas características, no puede atender las necesidades del resto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios