Huelva

El PSOE achaca los 97 días del pago a proveedores a la herencia recibida

  • El equipo de gobierno defiende la solvencia del Consistorio

  • Presentará una actualización del plan de pago de tesorería

El portavoz del equipo de gobierno, Manuel Gómez, en el 'cara a cara' con el concejal popular Saúl Fernández. El portavoz del equipo de gobierno, Manuel Gómez, en el 'cara a cara' con el concejal popular Saúl Fernández.

El portavoz del equipo de gobierno, Manuel Gómez, en el 'cara a cara' con el concejal popular Saúl Fernández. / j.andrés rodríguez

"Que nadie se preocupe porque eso no se va a producir. Tenemos la obligación formal de presentar una actualización del plan de pago de tesorería, somos un Ayuntamiento solvente y lo estamos demostrando". Con estas palabras, el portavoz del equipo de gobierno del Ayuntamiento de la capital se refirió al aviso que Hacienda le ha dado al Ayuntamiento de la capital, así como a otros doce consistorios del país, para que hasta el día 20 de este mes "tomen medidas y corrijan el incumplimiento del plazo máximo de pago (PMP) para quedarse en 30 días". Huelva triplica ese plazo dado por el Ministerio al superar los 97 días.

A juicio de Manuel Gómez, no hay que darle excesiva importancia al citado aviso porque, según manifestó, es "una cuestión de carácter rutinario". Así, explicó que el Ayuntamiento, cuando excede el periodo medio de pago a proveedores, está obligado por ley a notificarlo y el Ministerio, dentro de los mecanismos automáticos que establece la propia legislación sobre la materia, le envía un recordatorio en el que le pide que presente un plan de tesorería. Según el concejal, este plan ya está presentado, por lo que lo que Hacienda les solicita es "una actualización" del mismo. Así, tendrán que presentar un documento en el que se explique cómo va a ponerse al día el Ayuntamiento en este asunto.

Gómez aseguró que cuando el PSOE accedió al gobierno local se encontró con una situación económica "desastrosa" y con "más de 35 millones de euros de facturas impagadas" de la anterior corporación a las que ahora hay que hacer frente porque son servicios que se están realizando. Entre esta herencia recibida, por ejemplo, mencionó los "más de dos millones de euros" de minutas de abogados externos que realizaban servicios al Ayuntamiento y que "no se habían pagado".

Es por ello, según argumentó, que, aunque el Consistorio paga sus facturas desde junio de 2015 (cuando el PSOE se hizo con la Alcaldía) dentro del plazo de 30 días, el hecho de tener que abonar las facturas impagadas de otros años "destroza la media".

No obstante, indicó que el Consistorio contestará al requerimiento de Hacienda, si bien este no le supone al equipo de gobierno "ninguna preocupación especial" más allá de que es consciente de su obligación de cumplir con el mismo y de seguir trabajando con este fin.

"Este equipo de gobierno hace un trabajo muy serio en materia económica y ya están empezando a venir las empresas porque desean trabajar con nosotros. Se ve en los concursos de obras que sacamos. Para los planes de asfalto, por ejemplo, hemos tenido a más de 15 empresas licitadoras. Eso quiere decir que las empresas confían en que el Ayuntamiento les paga, mientras que antes se cansaban de esperar", defendió el portavoz del equipo de gobierno.

Sin embargo, el PP cree que el aviso de Hacienda pone de manifiesto que las cosas no se están haciendo bien y, además, corrobora lo que desde hace tiempo advierten desde este grupo: que el periodo medio de pago a proveedores se ha deteriorado.

"Cuando nos marchamos estaba en 19,27 días, cumplía la ley, y en este momento se ha cuadruplicado", apuntó Saúl Fernández. Bajo su punto de vista, "por mucho que el PSOE siga con el victimismo y culpe al PP de lo que dejaron en los cajones, al final la realidad es la que es".

El concejal popular aseguró que cuando el PP dejó el gobierno se celebró un Pleno de liquidación en el que quedó reflejada la deuda en una cuenta que recogía las facturas en tramitación. "La factura electrónica y todas, se tramiten hasta el final o no, tienen que estar registradas en el Ayuntamiento. No puede ser que por culpa de una serie de facturas que pueden estar en tramitación se pase de 19,27 días a 97 y hasta se haya llegado a los 102. No tiene sentido, no sé qué pasa pero la realidad es que no se está cumpliendo la ley", señaló.

Sobre esta cuestión, Manuel Gómez criticó que el PP haga "una foto fija de un mes, tres días antes de las elecciones, en el que recibió el dinero del préstamo con el que pagó una parte de la deuda y puso el periodo de pago medio en 16 días". "Lo pusieron fetén, pero justo cuando entramos nosotros nos encontramos con 35 millones que quedaban por pagar en los cajones", insistió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios