Entrevista|María Luisa Faneca, cabeza de lista del PSOE “Una de las virtudes de un político es no depender de la política; eso te da libertad”

  • La candidata cree que el próximo domingo está en juego “volver al blanco y negro” o vivir en “una España en la que cabemos todos”. Considera un aval los 10 meses de Gobierno de Sánchez

María Luisa Faneca, en la Piterilla, junto a la sede del PSOE. María Luisa Faneca, en la Piterilla, junto a la sede del PSOE.

María Luisa Faneca, en la Piterilla, junto a la sede del PSOE. / Alberto Domínguez (Huelva)

Espera que la provincia contribuya a esa mayoría socialista holgada que quiere para Sánchez. María Luisa Faneca, cabeza de lista del PSOE al Congreso, permaneció a su lado en los momentos complicados (fue la única andaluza que no dimitió en el intento de derrocarle al no asumir el dictamen de Susana Díaz cuando éste anunció su intención de promover un Gobierno alternativo) y hoy lo sigue haciendo con un aviso contundente: llama a la movilización de los onubenses para apostar por el presidente del Gobierno y frenar el avance de una untraderecha que le da “pánico”.

–¿Lo suyo también ha sido un ‘Manual de resistencia’ junto a Pedro Sánchez?

–Todo eso es un aval. Cuando me comprometo a algo, lo hago. Y creo que puedo defender muy bien a esta provincia por mi trayectoria y mi experiencia será importante para lograr este fin.

–Hay quien dice que Sánchez le ha pagado su lealtad con un cargo y un buen sueldo. ¿Qué dice al respecto?

–En primer lugar, he sido elegida en las primarias de la provincia con un gran apoyo de mis compañeras y compañeros de las agrupaciones. Que Pedro Sánchez, dentro de su Ejecutiva, quisiera que también estuviéramos con él en Congreso, me parece igual que cuando un alcalde elige a sus concejales. Yo tengo mi propio trabajo: soy funcionaria del Estado y tengo el máximo nivel que se puede conseguir. Realmente me hizo mucha ilusión cuando, en el cambio de Gobierno, me llamaron para llevar una empresa que podía apoyar a un sector muy importante de la provincia como la agricultura, ganadería, forestal y pesca. De hecho, podía haber continuado ahora mismo porque era elegible pero no compatible y yo renuncié en el momento en que me anunciaron y me incorporé como funcionaria. Una de las cualidades o virtudes de un político es no depender de la política porque te hace ser libre.

–El 24 de abril de 2017, en plenas primarias contra Susana Díaz, nadie del aparato socialista onubense acudió a Los Desniveles para arropar a Sánchez; todo lo contrario que en el reciente acto de precampaña. ¿No pensó en aquello de “cómo han cambiado las cosas”?

–Cuando el PSOE decide hacer primarias se puede apoyar a un candidato u otro. Pero, una vez que sale elegido el secretario general, cerramos filas y vamos todos a una. El primer acto era de primarias y al mismo fue quien quiso ir. Y Sánchez es nuestro secretario general, que representa a todos los socialistas del país, por lo que todos vamos con él, igual que en Andalucía, aunque no tengamos gobierno, tenemos a una secretaria general que es Susana Díaz.

–En aquel acto, Sánchez se comprometió con las infraestructuras de Huelva. Pero los PGE, que no prosperaron, dotaban al AVE con cero euros. ¿Por qué ahora sería verdad su compromiso?

–Fíjese si es una realidad que acaba de ser publicada la contratación de la obra de ADIF por 1,2 millones de euros para los 90 kilómetros desde Huelva a Sevilla. Sin renunciar a la Alta Velocidad, es una alegría para Huelva que también se apueste por las pequeñas infraestructuras. Nosotros, en cuanto entremos, haremos una compra de nuevos trenes Alvia porque nos han dejado una gran cantidad de trenes antiquísimos. Yo soy sufridora de ellos. Estoy en la Ejecutiva federal del partido y lo primero que le dije al secretario general de Infraestructuras es que cuanto antes había que actuar, porque era vergonzoso. Poder estar tan cerca de la gente del Gobierno es una ventaja. Repasaremos los presupuestos y veremos cuáles son las infraestructuras que se pueden acometer cuanto antes para dinamizar el turismo y dignificar la calidad de comunicaciones y transportes.

–Cortés asegura que “Sánchez es el peor enemigo de Huelva”.

–Mire, yo del candidato del PP no voy a hablar nada.

–Cs sostiene que Huelva no entra en los planes de Sánchez porque si pacta con los independentistas la financiación territorial perjudicará a la provincia.

–No sé si es por incoherencia o por desinformación. ¿Cuándo se ha pactado con los independentistas? Lo único que ha pasado es que Cs y PP votaron junto con los independentistas en contra de los presupuestos que pagaba la deuda histórica a Andalucía. Por lo tanto, ¿de qué está hablando? Los enemigos son otros.

–El PSOE culpó a la abstención de su mal resultado en las andaluzas. ¿Teme que ocurra de nuevo y en Huelva los tres escaños de la izquierda se queden en dos?

–Creo que no, porque Huelva y Andalucía hemos aprendido. Andalucía ha sido el ejemplo de cómo gobiernan las derechas en esa competición del PP y Cs con Vox. Sus propuestas son de los años 40, de retroceso. Sobre todo las que atañen a las mujeres, o la eliminación de las autonomías. PP y Cs necesitan, para gobernar, un modelo como el andaluz, que supone un paso atrás para los jóvenes y las mujeres. Nos jugamos el modelo de Gobierno: el de personas que se han quitado la careta, que es peligroso; o el que mira por todo el mundo y por la igualdad de oportunidades. Nuestro aval son estos diez meses de Gobierno y estoy segura de que la gente se movilizará y apostará por el PSOE.

–Con el bipartidismo enterrado, dígame cuál de estas tres posibilidades prefiere: coalición de izquierdas, la mayoría que hizo prosperar la moción de censura o la reconciliación Cs-Psoe.

–No voy a hablar del día 29, sino del 28. Apelo a la confianza de todos los onubenses para contar con una mayoría holgada que nos permita tomar decisiones. El Psoe es un partido que a la hora de gobernar dialoga con todo el mundo. Pero hablar de pactos es adelantar el partido. Yo soy una persona de izquierda pero hay que hablar con toda la gente. Tengo tanta ilusión y esperanza de contar con la confianza de la gente que no pienso en el día después.

–Vox es el partido al que más gente ha congregado en sus actos. ¿Le preocupa que consiga un escaño en Huelva?

–A mi no me gustaría si quiera que entrase en el propio Gobierno. Esas personas estaban ya en el PP pero se han quitado esa máscara. En ese populismo mezclan cosas como que son los que más quieren a España y respetan la Constitución . No son democráticos cuando quieren quitar las autonomías o la Ley de Violencia de Género. Da pánico, da miedo. No me gustaría para nada que consiguieran representación. A mi esa ultraderecha me hace recordar a cuando mi madre, en los primeros años, me decía “ten cuidado, me asusta que entres en política”. Y a mi me asusta esa ultraderecha tan radical.

–¿Qué le dice a los indecisos?

–Que tienen que votar y tomar decisiones. Luego no nos podemos quejar. Aparte, nos jugamos el futuro. Yo conocí el blanco y negro y no me gustaría que los jóvenes conozcan esas barreras, el miedo a hablar y que volvamos a atrás en los derechos alcanzados, sobre todo las mujeres. Esa ultraderecha va hacia nosotras. Hablan del aborto, de la Ley de violencia de género.... Preguntan por qué buscamos a familiares enterrados en carreteras. Nos jugamos una España en blanco y negro o un futuro en que el cabemos todos y en el que avanzar en educación, sanidad, innovación, transición ecológica. Mirar a Europa como un país que avanza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios