meteorología

Llega el sol para quedarse

  • Los termómetros comenzarán a registrar cálidas temperaturas desde este fin de semana

  • Los 30 grados se sobrepasarán en los próximos días

Llega el sol para quedarse Llega el sol para quedarse

Llega el sol para quedarse

Cuándo va a llegar el verano es una de las preguntas más repetidas en las charlas entre los onubenses. Años atrás a estas alturas del calendario el calor ya había permitido a los onubenses disfrutar de la costa lo suficiente como para tornar su piel en una tez morena. Hasta el momento la historia ha tomado un guión distinto puesto que la temperatura ambiente se antoja fresca para los onubenses, que apenas han contado con los dedos de una mano los días en los que han podido tomar el sol en cualquiera de las playas de la geografía del sur occidental. Y eso que el calendario ya roza el ecuador del mes de junio. Con los datos de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) y de Meteohuelva, se puede afirmar que la entrada triunfal de las cálidas temperaturas llega este fin de semana. Aemet ya predice máxima de 31 grados desde hoy y apunta a que el sábado los termómetros de la capital dibujarán los 35. Por su parte Daniel Zamora, responsable de Meteohuelva, apunta que estos días se están registrando unos 25 grados, "que es la temperatura más alta de todo este mes de junio e irá subiendo un poco más" con el paso de los días hasta llegar al fin de semana, cuando se rondarán los 32 grados. Eso en Huelva capital, ya que "si nos vamos a la Sierra o al Andévalo podemos superar los 35 grados". Asimismo, Zamora apunta que la temperatura que se va a registrar será "acorde a esta época", por lo que no habrá un calor extremo. En Aemet sólo se dibujan soles para los próximos días en una semana en la que los termómetros no van a descender de los 18 grados. La semana que viene será igual, habrá "algún día más fresquito pero rondando siempre los 30 grados", señala Daniel Zamora. Y es que, según apunta el responsable de Meteohuelva, "la memoria meteorológica es corta", ya que la gente se ha acostumbrado a altas temperaturas cuando llega el mes de mayo y junio, debido lo registrado en pasados años. La primavera del año pasado "fue una de las más calurosas de la historia, de ahí la sensación de que estamos teniendo una primavera fría. Sí está siendo más fría de lo normal, pero más extraño fue lo del año pasado", explica Zamora. Tanto es así que el responsable de Meteohuelva señala que el día 12 de junio del pasado año se llegó a 35 grados y cuatro días más tarde los termómetros registraron 37,3. "Este año no se esperan temperaturas tan extremas. Vamos a tener calor pero el calor típico".

Aunque parece que no llegarán los 40 grados este mes, sí que se ha abierto la temporada de pantalones cortos, camisas de manga corta y vestidos. Es la hora de sacar las toallas de playa de los armarios y de no soltar las gafas de sol. Comienzan así las continuas refrigeraciones durante los días, los helados, la búsqueda constante de la sombra y el aire acondicionado de los bares y las casas. También es hora de guardar los paraguas y la ropa de abrigo hasta después del verano. Llega el sol a Huelva para quedarse. Y lo hace tras un marzo extremadamente húmedo, un abril húmedo y un mes de mayo más seco de lo normal, como explica Daniel Zamora. Según datos de Meteohuelva, en marzo se registraron precipitaciones en la capital en 24 de los 31 días. Y en seis de ellos se superaron los 10 mm (milímetros). Por su parte, en abril se produjeron precipitaciones en 13 días y en cuatro de ellos se superaron los 10 mm. Así, en los próximos días, Huelva va a experimentar una subida de alrededor de 6-7 grados que van a conseguir que la playa abra de par en par sus puertas para el disfrute estival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios