Huelva

Huelva no se desprende de la lacra del abandono escolar

  • El 38,8% de los onubenses menores de 24 años sólo cuenta con la ESO como estudios máximos

  • El porcentaje contrasta con la media andaluza, que registra un notable descenso

Comentarios 1

Huelva es la única provincia andaluza que ha experimentado un incremento en la tasa de abandono escolar, por lo que a la provincia onubense le cuesta desprenderse de esta lacra del sistema educativo. Así lo refleja una comparativa efectuada con los datos que aporta la Consejería de Educación y que se encuentran en el denominado Sistema Andaluz de Indicadores de Educación. Precisamente ha salido recientemente el que corresponde a 2017.

Uno de los epígrafes de este documento hace referencia al abandono escolar temprano. Con ello se quiere mostrar el porcentaje de personas, de 18 a 24 años de edad, que no están escolarizadas y que tienen como estudios máximos la Educación Secundaria Obligatoria (ESO) o anteriores niveles educativos. Con este enunciado, la provincia de Huelva se sitúa líder andaluza y, quizá lo más grave, es que se trata de la única que ha sufrido un incremento respecto a los datos que ese mismo documento presentaba en 2011. En esta ocasión el porcentaje es el 38,8%, que deja a Huelva 11 puntos por encima de la media andaluza. Lo más negativo, por tanto, es que siete años antes la situación era algo más favorable: el porcentaje onubense de abandono escolar temprano se situaba en el 37,9%, incluso por debajo de la media andaluza, que fue del 38,5%. Bien es cierto que durante todos estos años la evolución en Huelva ha sufrido distintos vaivenes. El techo se alcanzó en 2014 con nada menos que un 43,7% de abandono, aunque la cifra más reciente sigue siendo preocupante.

Si se observan otros parámetros estadísticos se puede percibir, no obstante, un mayor optimismo, ya que aunque la Enseñanza onubense se encuentra en el furgón de cola del sistema educativo andaluz, se registra una mejora que contrasta con esa tasa de abandono escolar que ha registrado un cierto repunte en 2017.

La tendencia negativa se ve aún mejor en un apartado en el que se hace referencia, de manera concreta, a la relación porcentual de la cantidad de niños o jóvenes que se encuentran escolarizados por edad. Los datos onubenses no son muy optimistas, ya que de 2011 a 2017 se evidencia esa caída de escolarización, ya que a los 16 años es del 88,6% y tres años después ya está por el 40%. A los 20 años sólo estudia el 33% de los chavales. La comparativa con la media de Andalucía es desalentadora, pues a los 18 años Huelva sufre un auténtico descalabro respecto a lo que muestra la comunidad autónoma en su conjunto, con una escolarización del 60,5%, 7 puntos por encima de la de Huelva. Pero un año después, con 19 años de edad, los jóvenes andaluces están 11 puntos por encima con un 50,9%, porcentaje que se repite a los 20 años.

El documento ofrece datos acerca del porcentaje de alumnos repetidores. Sin embargo, en esta ocasión nos centramos en la etapa de la ESO, que es la más crítica para el desarrollo personal y formativo del niño porque está pensada para los chavales de 12 a 16 años. El peor curso en este sentido es 2º, en el que se da un porcentaje de nada menos que el 23,4% de alumnos que tienen que repetir. Supone un punto menos que en 2011 aunque la media andaluza, más baja que la onubense, desciende aún más, pues lo hace en 4 puntos.

Para seguir diseñando un mapa de la enseñanza en la provincia, también es interesante tener en cuenta los datos que proporciona el apartado de Resultados Educativos. Respecto a la ESO, acaba por graduarse el 71,7% de los chavales, mientras que lo hace el 75,2% de los niños andaluces. Tanto la cifra onubense como la andaluza han mejorado desde 2011 en 3 puntos.

La mejora de la situación de la educación en Huelva también se demuestra en el apartado de Nivel de estudios de la población adulta. En los datos del documento relativo a 2011, se indica que de la población de entre 25 y 64 años, el 40,4% tiene la ESO, el 15,9%, la Secundaria postobligatoria; el 21% la Primaria o incluso inferior y el 22,6% estudios superiores. Las cifras de 2017 son las siguientes: los que tienen estudios inferiores a la segunda etapa de Secundaria son el 58% de los onubenses; el 17,3% tienen Secundaria postobligatoria mientras que los estudios superiores alcanzan el 24,7%. La comparativa confirma una mejora en todos los niveles formativos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios