Huelva

"Fuentepiña debe ser un centro de la naturaleza en la obra del Nobel"

"Fuentepiña debe ser un centro de la naturaleza en la obra del Nobel" "Fuentepiña debe ser un centro de la naturaleza en la obra del Nobel"

"Fuentepiña debe ser un centro de la naturaleza en la obra del Nobel"

-la propiedad ha puesto a la venta Fuentepiña por un millón y medio tras dejar de ser BIC de nuevo.

-A ver si me toca el EuroJackpot o cualquier piquito bueno en la Lotería y yo lo compro y lo pongo a disposición de todos los ciudadanos. Poéticamente, Juan Ramón Jiménez nos cuenta en Platero y yo que bajo aquel pino maravilloso que aún sigue allí, aunque no vive sus mejores momentos, enterró al burrito. En uno de los capítulos finales dice que recuerda a Platero y aparecen mariposas blancas; cuando he estado allí sentado bajo el pino con los niños, leyendo, hemos visto mariposas blancas. Y siguen cantando los chamarices y los verdones. Hay más de 110 referencias de plantas y animales en Platero y yo y el 99% de ellas se encuentran en el entorno de Fuentepiña.

No creo que tenga que ser el Puerto el que asuma en exclusiva el coste de la restauración del Monumento a Colón"

-Ha realizado numerosas actividades allí, ¿verdad?

-He ido mucho, he pasado muchos ratos y nos hemos emocionado mucho. Hablamos de que Juan Ramón es, y lo dicen los expertos, el mejor poeta lírico del XX en lengua castellana y muchos hablan ya de que es el mejor prosista. Porque su prosa es de una de una delicadeza impresionante. Es premio Nobel de Literatura y Fuentepiña es un referente.

-¿Qué uso debería tener el inmueble?

-Hace muchos años hablé con el Ayuntamiento y les dije que habría que crear un espacio dedicado a la naturaleza en la obra de Juan Ramón Jiménez. El poeta es mucho más que Platero y yo pero la gente le conoce por Platero y sólo por eso Fuentepiña merece otra cosa. Hace poco hice un recital en el Dolmen de Soto dedicado a la luna. Hice un mano a mano con poemas de Lorca, con el que me enraízo, y de Juan Ramón, con el que me elevo espiritualmente. Y no puedo entender, aunque seguro que hay una explicación, cómo no se puede hacer nada con Fuentepiña y cómo es posible que no haya una manera legal de abordar la compra de la finca. Tampoco creo que haya que echar toda la culpa a los propietarios, pero me encantaría sentarme con ellos.

-¿Qué les diría?

-Les propondría hacer algo si no lo venden. O les pediría que, si la venta sale adelante, me pusieran en contacto con el comprador para decirle qué se debe hacer allí. Fuentepiña debe ser un lugar abierto a la ciudadanía, un espacio de memoria de Juan Ramón y un lugar para enseñar a los niños la naturaleza. No hay mejor sitio ni mejor poeta para acercar la naturaleza al alma de la gente que Juan Ramón. Fuentepiña debe ser un centro de naturaleza en la obra del poeta. Debería haber un huerto, un museo con temas de naturaleza, burritos para hacer rutas por el paraje... Y que los niños pasen un rato en contacto con la naturaleza y la poesía de Juan Ramón. Y cultivar su alma.

-Hablemos de otro espacio que tampoco es BIC pese a su importancia. ¿Quién debe pagar la restauración del Monumento a Colón?

-Creo que deberían ponerse de acuerdo las administraciones y cada una aportar lo que pueda porque es un regalo al pueblo español. Nos lo regalaron. El problema es a quién pertenece, ya que no hay una titularidad pública. El suelo en que se ubica no creo que condicione que sea una competencia exclusiva del Puerto. Nosotros mostramos el monumento gracias a una iniciativa del Puerto, que ha hecho cosas para darlo a conocer y que mantiene la limpieza y los jardines, lo cual es una labor magnífica. Pero personalmente no creo que tenga que ser el Puerto el que en exclusiva asuma el coste. Me sorprende que aún no sea BIC, porque tiene una historia increíble. Tendremos que volver a contactar con el legado de quienes dieron dinero en 1929. Estoy convencido de que igual tardamos menos en solucionar el asunto si hacemos un crowfunding y contactamos con las fundaciones que existen de aquellos antepasados que donaron dinero para legar el monumento y que se comprometieron en perpetuidad. Lo que pasa es que da un poco de vergüenza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios