Elecciones 10-N | Entrevista

Carlos Hermoso: “Si el país tiene tres velocidades, Huelva está en la tercera”

  • El candidato de Ciudadanos al Congreso asegura que las desigualdades de los nacionalismos afectan a Huelva

  • Hermoso apuesta por el proyecto de la formación naranja para superar encuestas con vaticinios contrarios

El candidato de Ciudadanos por Huelva, Carlos Hermoso, posa para la entrevista en la sede de su partido. El candidato de Ciudadanos por Huelva, Carlos Hermoso, posa para la entrevista en la sede de su partido.

El candidato de Ciudadanos por Huelva, Carlos Hermoso, posa para la entrevista en la sede de su partido. / Alberto Domínguez

Carlos Hermoso encabeza la lista de Ciudadanos en Huelva para el Congreso. Ya hizo lo mismo en abril y tuvo éxito, estrenándose como diputado.

Ahora, esa toma de contacto le sirve para lanzarse con más ganas y lograr el escaño otra vez este domingo, con más ilusión por hacer el trabajo que quedó pendiente, aunque la fuerza de su partido no sea la misma.

–Le ha durado poco la experiencia de ser diputado.

–Pero ha sido apasionante, una experiencia muy bonita ser representante de Huelva en el Congreso. Y he tratado de aprovecharla todo lo que he podido, presentando once iniciativas específicas de Huelva, un decálogo de las cosas que preocupan a los onubenses. Lo he vivido intensamente, lo he intentado dar todo en el tiempo que he tenido y me gustaría seguir en esa línea de trabajo la siguiente legislatura, si los onubenses lo tienen a bien.

–Las encuestas parece que le dan una nueva oportunidad.

–Eso dicen. Pero las encuestas, ni cuando son buenas ni cuando no son buenas. Lo que tengo que hacer es apretar, esforzarme, escuchar, proponer y contar, también el trabajo que he hecho. Si me ponen los onubenses otra vez, seguiré dándolo todo, como creo que lo he hecho en mi profesión, y si tengo que volver al despacho, volveré felizmente, porque entiendo que esto es una cosa temporal. Soy abogado de lo contencioso-administrativo y me dedico a defender a los ciudadanos de los abusos de la Administración, y ese es el sentido de mi vocación política: intentar desde dentro que las cosas ganen un poco más de sentido.

–En Huelva parece que tienen los deberes hechos pero a nivel nacional, la cosa no pinta tan bien.

–Creo que está todo muy abierto. Y me gusta pensar que el día 10 se van a levantar 400.000 onubenses libres y ninguno de ellos va a llevar una encuesta debajo del brazo para saber qué va a votar. Los expertos dicen que hay mucha volatilidad, y es apasionante, realmente. Lo que pasa es que el momento es crítico porque es una repetición electoral, cosa que no gusta a nadie, tampoco a los que hemos estado allí. Todo por lo que hemos trabajado se va a la basura y hay que empezar de nuevo, pero la gente es libre de decidir en ese momento y, por más que digan las encuestas, todo puede pasar. Y me gustaría que aquí se superasen ya las alternativas caducas que han enterrado a Huelva y se optase por Ciudadanos.

–En Huelva se reclama una deuda histórica de inversiones.

"El momento es crítico porque es una repetición electoral, cosa que no gusta a nadie, tampoco a nosotros”

–Cuando hablamos de un plan de choque para Huelva no sería ahora empezar de cero y reclamar la inversión media, tendría que haber unos criterios, unos coeficientes de recuperación de inversión. Aquí es manifiesto que tenemos un país de dos o tres velocidades, y si hay tres, Huelva está en la tercera. Y se ve, entre otras muchas cosas, en las infraestructuras. Incluso el ministro de Fomento ha asegurado que se ha apostado por modelos de lujo, como el AVE, considerada una infraestructura de alto nivel.

–...Que se la pagan los onubenses también al resto de España.

–La pagamos todos pero no la tenemos. Ese es el tema.

–Hay también en Huelva mucho hartazgo cuando los políticos hablan de infraestructuras.

–Hay que ver quién lo dice. Porque PP y PSOE no tienen ninguna credibilidad. Yo lo planteo porque tenemos un proyecto nacional que lo respalda. Primero, una cosa decisiva: hablamos de un país de libres e iguales. Segunda cosa que nos da credibilidad: nunca nos hemos vendido al nacionalismo ni nos vamos a vender; el nacionalismo es el que ahonda en la España de primera y de segunda, porque lo que subyace es el egoísmo, no querer compartir, y son las zonas más ricas las que piden más recursos, en contra de otras zonas que nos hemos quedado atrás. Y una tercera cosa fundamental: pedimos hace tiempo en nuestro programa un nuevo sistema electoral, que es lo que va a garantizar esto. Ahora mismo ofrecemos un pacto de Estado para dejar a los nacionalistas fuera, con independencia del resultado que tengan las elecciones. Estamos perjudicando el proyecto nacional porque estamos hundiendo todas las fuerzas nacionales dispersas, no dándoles representación y, sin embargo, a las fuerzas localizadas, que por su propia lógica van a ser de disgregación, les estamos dando un peso electoral. Por tanto, se imponen las fuerzas de disgregación, que ahondan en las dos velocidades.

–¿Y cómo afecta eso a Huelva?

–El proyecto de Ciudadanos es creíble para Huelva porque va a defender los intereses de Huelva. Hay que ir a elementos objetivos de inversión pública pero teniendo en cuenta el déficit que arrastramos. A quien se le está haciendo el AVE resulta que le está tocando un 235% de la inversión pública per cápita sobre la media y a nosotros no nos hacen nada y estamos hundidos. Por eso, o cambiamos la sistemática por lo que digo, por criterios objetivos, un país de iguales y un sistema electoral justo, o siempre va a existir este mercadeo lamentable que, además, ahonda en la desafección de las personas con las instituciones.

–Pero a la gente le cansa Cataluña y quiere que se hable de paro.

–A la gente le llega más eso pero se tiene que dar cuenta que el tema de Cataluña es importante en Huelva, no por cuestión o no de sentimiento nacional, sino porque el nacionalismo genera fractura, es la base de la España de dos velocidades y de que la inversión no llegue a Huelva, por ejemplo, porque no aceptan el principio de solidaridad. Todas las medidas de ellos van siempre encaminadas al dinero, y ahora el gran bocado que les queda es la caja de la Seguridad Social y la Justicia, para que se puedan autoindultar.

–Aun así no quita para que el paro le preocupe a quienes lo sufren.

–Debe quedar claro que a Huelva no le pasa nada. Ni somos menos trabajadores que los demás ni tenemos menos talento ni menos iniciativa ni tenemos una provincia con pocos recursos. El déficit que arrastramos es consecuencia de la falta de inversión pública, en particular, del Estado. ¿Se imagina alguien lo que son esos millones de euros en puestos de trabajo directo, lo que mueve la economía una infraestructura cuando se pone en funcionamiento? La presa de Alcolea, según el CESpH, generaría 18.000 empleos, y bajaría la tasa en la provincia a la media. Una sola infraestructura.

–Tienen un reto muy importante para movilizar a la gente.

–La campaña tiene siempre algún efecto ilusionante, aunque ésta lo tiene menos. Sí es una nueva oportunidad y me gusta centrarla en Huelva. Como miembro de la sociedad civil, di un paso al frente porque entiendo que a Huelva se le deben una serie de cosas y hay que ponerlas a funcionar. Pero es una oportunidad de apostar por lo de siempre, que sabemos lo que ha dejado, o por un proyecto que es el mejor para Huelva y que tenemos bien armado en nuestro discurso nacional, que quiere tratar a todo el mundo en igualdad. Confío muchísimo en Huelva y en la gente de Huelva.

–¿Y si volvemos ahora al mismo punto de partida de bloqueo?

–Vamos a hacer un enorme esfuerzo de desbloqueo y creo que va a haber sorpresas. Se debe esperar lo mejor, y en caso de que no fuera así, habrá que atenerse, y ya sabemos sobre qué base nos podíamos poner de acuerdo. Hay un marco abierto, tanto para PP como para PSOE, en caso de que no ganemos, para facilitar la investidura. Es la base y la adelantamos ya, sabiendo que esas cosas vinculan, pero queremos ser transparentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios