Sanidad

CCOO se queja al Defensor de la aceptación de altas de la Inspección Médica del SAS

  • El sindicato defiende de que es el médico de Atención Primaria el que debe hacer el seguimiento durante el primer año de baja

Sala de espera del ambulatorio de Adoratrices. Sala de espera del ambulatorio de Adoratrices.

Sala de espera del ambulatorio de Adoratrices. / H. Información (Huelva)

CCOO Huelva ha remitido una carta al Defensor del Pueblo Andaluz, Jesús Maeztu, en la que le traslada su preocupación con respecto a la forma de proceder de la Inspección médica del SAS. El secretario general del sindicato, Emilio Fernández, señaló ayer al respecto que, "de los datos facilitados por la Seguridad Social de 2017, se desprende que de las 2.831 propuestas de alta por las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social, aproximadamente el 75% son aceptadas y derivadas por la Inspección Médica".

Es decir, que de cada diez propuestas, siete u ocho son aceptadas. Un dato que "consideramos muy elevado, teniendo en cuenta que en los procesos de incapacidad temporal (IT) con una duración menor a los 365 días, es el médico de Atención Primaria quien tiene las competencias del seguimiento de las bajas y altas médicas".

Por otro lado, el sindicalista muestra su sorpresa al ver el modelo de carta que envían desde la Inspección Médica a los profesionales sanitarios, que, "si bien es cierto que -tal y como nos dijeron en la Delegación de Salud- está recogida en los protocolos de actuación, no es menos cierto que parece invitar a que el médico de atención primaria emita el alta médica". De hecho, observa, aparece literalmente en el en el escrito: "Deberá proceder a la extensión del parte de alta laboral de forma inmediata siendo el plazo máximo para extender el alta médica de 4 días contados a partir de la fecha xx/xx/2018".

Aunque se otorgue derecho al profesional sanitario para mostrar su disconformidad, requisito reconocido en la ley, "el hecho de que esta instrucción vaya en negrita, subrayada y mayúscula puede interpretarse como una orden imperativa", remarca Fernández.

Para la central sindical esta forma de proceder, "a nuestro entender, vulnera la ley, donde se indica que "las propuestas de alta de las mutuas se dirigirán a las unidades de la inspección médica del servicio público de salud, quienes las remitirán inmediatamente a los facultativos o servicios médicos a quienes corresponda la emisión de los partes médicos del proceso".

Fernández puntualiza que "parecería más lógico y además así puede y debe interpretarse para garantizar la salud de las personas trabajadoras, que la Inspección debería informar al médico de la propuesta y este valorar si mantiene o no la situación de incapacidad temporal".

Dadas las cargas de trabajo y saturación de las consultas que tienen los médicos de familia en la actualidad, "pedimos por lo tanto que tome la Administración las medidas oportunas para que médicos de familia puedan revisar estos expedientes de alta con tiempo y medios suficientes como así les exige la norma".

Para CCOO, en esta forma de proceder "se prima el criterio de la mutua a la hora de dar el alta por encima del criterio profesional del médico" de Atención Primaria.

CCOO subraya que en nuestro sistema sanitario el facultativo de familia es quien conoce toda la historia clínica del paciente, incluyendo aspectos psicosociales y laborales, "que en determinadas circunstancias pueden estar influyendo en su enfermedad pero tal y como está establecido el sistema de altas es casi imposible oponerse al mismo".

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios