Pasarela

Alejandro Sanz, condenado a pagar 5,4 millones a su ex manager

  • El cantante ha perdido el juicio contra Rosa Lagarrigue, su representante durante 25 años.

  • Lagarrigue le denunció por incumplimiento de contrato tras prescindir de sus servicios en 2016.

Alejandro Sanz. Alejandro Sanz.

Alejandro Sanz. / Efe

Alejandro Sanz deberá pagar 5,4 millones de euros a su ex representante, Rosa Lagarrigue, propietaria de la firma RLM, S.A. El juzgado de primera instancia número 74 de Madrid ha condenado al cantante tras demandarle ésta por incumplimiento de contrato.

Alejandro Sanz y su ex representante, Rosa Lagarrigue. Alejandro Sanz y su ex representante, Rosa Lagarrigue.

Alejandro Sanz y su ex representante, Rosa Lagarrigue. / Efe

Así consta en una sentencia fechada el 9 de septiembre, en la que "se declara injustificada la resolución del contrato de representación artística que vinculaba a las partes el 30 de noviembre de 2014, considerando acreditado el incumplimiento doloso". Por ello, el juez condena a Gazul producciones a pagar a "RLM, S.L, por diversos conceptos, incluido el lucro cesante, la cantidad total de cinco millones de euros". Según consta en la sentencia, Sanz ha sido declarado responsable subsidiario del pago de la condena. La sentencia dictada no es firme, siendo susceptible de ser recurrida en apelación.

La sociedad de Rosa Lagarrigue, RLM, S.A, reclamaba al artista y a Gazul producciones más de siete millones de euros tras encargarse de su representación durante más de 25 años. En 2016, el cantante decidió romper la relación laboral que mantenía con su mánager de toda la vida al sospechar que sus cuentas presuntamente no cuadraban. Pero, según contrato firmado en 2014, ambas partes se comprometían a trabajar juntas hasta 2019.

El pasado mes de julio el múscico acudió a este juzgado de la capital para hacer frente a dicha denuncia. Los abogados de Sanz, del bufete Pérez Llorca, buscaron a un acuerdo con Lagarrigue, a quien ofrecieron el pago de 4 millones, pero ella los rechazó. La defensa del artista aseguró que este rompió el contrato de forma "totalmente lícita" y se negaron a abonar los 9 millones que pedía la antigua representante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios