España

Los diputados portugueses de izquieras no aplauden el discurso de Felipe VI

  • El Rey agradece a la colonia española en Lisboa su labor como puente de unión.

Felipe VI pronuncia su discurso ante la Asamblea de la República lusa. Felipe VI pronuncia su discurso ante la Asamblea de la República lusa.

Felipe VI pronuncia su discurso ante la Asamblea de la República lusa. / EFE

Comentarios 1

Todos los diputados que asistieron este miércoles a la sesión solemne de la Asamblea de la República portuguesa en la que ha hablado el Rey Felipe VI aplaudieron el discurso del monarca español, salvo 17 parlamentarios comunistas y otros 19 del Bloque de Izquierdas.

Pese a la lluvia que esta mañana caía en Lisboa, el Rey español, acompañado de la Reina Letizia, fue recibido con los máximos honores a las puertas del Palacio de Sao Bento por el presidente del Parlamento luso, Eduardo Ferro, aunque el formato de la ceremonia de bienvenida se redujo debido a las inclemencias metereológicas.

Mientras la esposa del jefe del Estado español ocupaba su sitio en el palco de honor de la Asamblea, Felipe VI accedió al hemiciclo acompañado por el presidente de la Asamblea, del primer ministro, Antonio Costa, y de los miembros del Gobierno.

Después se escucharon los himnos de los dos países, que todos los diputados sin excepción escucharon de forma respetuosa, puestos en pie.

Entre ellos estaba uno de los diputados del Bloque con una camiseta que, con los tres colores de la bandera republicana española, lucía bajo una camisa negra abierta.

Las palabras de bienvenida del presidente de la Asamblea, Ferro Rodrigues, fueron acogidas con aplausos por la mayoría de los parlamentarios, pero no por los de las formaciones de extrema izquierda, que tampoco aplaudieron a Rey Felipe, como los Verdes y Animalistas.

Los del Bloque de Izquierdas no se levantaron siguiera al término de la alocución del Rey, mientras los comunistas sí lo hicieron aunque no aplaudieron; el resto de la Cámara le dedicó una larga ovación.

Los dos discursos fueron escuchados por la Cámara Legislativa en completo silencio, sólo roto por el sonido de los disparos de las cámaras de los fotógrafos, muy pendientes de captar los gestos de la Reina Letizia, que siguió la sesión solemne sentada en el palco de honor.

Agradecimientos a la colonia española

Felipe VI expresó su gratitud y admiración a la comunidad española residente en Portugal por su trabajo como "puente de unión" entre los dos países ibéricos.

"Los españoles que habéis encontrado aquí vuestro hogar sois puente de unión", dijo el monarca en la recepción ofrecida en el Palacio de Palhavá, la residencia del embajador español en Lisboa, donde subrayó la contribución que realizan al enriquecimiento, a la diversidad y al mejor entendimiento entre Portugal y España.

Ante representantes de la numerosa colonia española, el rey hizo un llamamiento para seguir trabajando en la profundización de los intercambios económicos, comerciales, culturales y educativos como fórmula para contribuir a la consolidación de la recuperación, la creación de empleo y el mantenimiento del sistema social.

Y mencionó las numerosas instituciones que "vertebran y articulan" la comunidad de españoles en Lisboa, como por ejemplo el Instituto Cervantes, la Cámara de Comercio Luso-Española, la Casa de España, el Centro Gallego o el instituto español "Giner de los Ríos".

A todos sus integrantes reiteró su agradecimiento y el de la reina Letizia, por contribuir a la realidad de las magníficas relaciones de ambos países.

Lo hizo en el que ha sido el penúltimo acto de su viaje de Estado a Portugal, que concluirá esta tarde con una visita a la Fundación Champalimaud, considerada un referente europeo en investigación oncológica, neurodegenerativa y oftalmológica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios