Cataluña

El Parlamento catalán se lava las manos y escurre el bulto antimonárquico

  • El boletín oficial de la Cámara regional mutila las resoluciones aprobadas por JxCat, ERC y la CUP contra Felipe VI

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent. El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent.

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent. / Quique García (EFE)

El Boletín Oficial del Parlamento de Cataluña (BOPC) ha publicado este lunes las resoluciones aprobadas por JxCat, ERC y la CUP el viernes pasado tras el debate monográfico sobre la Monarquía aunque omitiendo -con la aquiescencia del presidente de la Cámara, Roger Torrent-  los apartados sobre los que los letrados de la Cámara advirtieron de su ilegalidad ya que entran en colisión con la doctrina del Tribunal Constitucional (TC). 

El texto está firmado por el secretario general (el funcionario de más alto rango), Xavier Muro, y en él se advierte de que, en cumplimiento de lo dispuesto por el TC, no se incorporan lo que eufemísticamente llama "textos dudosos", lo que en plata quiere decir que no se ajustan o están fuera de la ley.

En la versión publicada en el BOPC no aparecen las siguientes partes del texto aprobado: "Superar este régimen monárquico es constituir efectivamente la república catalana como un estado de derecho, democrático y social".

Ni la mención a la "Monarquía corrupta delincuente". Tampoco la que acusa a Felipe VI de haber "participado concertadamente con el resto de poderes del Estado en la represión y laminación de derechos del pueblo catalán".

Ni las propuestas de la CUP que reprueban al Monarca "por décadas de impunidad y de enriquecimiento ilegítimo" y señalan a la Monarquía como "pilar fundamental para la persecución de los derechos del pueblo catalán y contra la construcción de la república catalana". 

Brecha

De esta manera, se abre un poco más la brecha entre JxCat y ERC, inmersos en plena precampaña de las elecciones catalanas, que siguen sin fecha, y las presiones que encabeza el presidente de la Generalitat han caído en saco roto.

La polémica sobre la publicación de las resoluciones ya motivó un choque entre independentistas la misma noche del viernes pasado, cuando el pleno iba a proceder a las votaciones. Los letrados de la Cámara avisaron, a puerta cerrada, que aquellos puntos que chocaran con advertencias del TC no serían publicados en el boletín oficial, lo que generó las quejas del presidente del grupo de JxCat, Albert Batet, que instó a la Mesa y a Torrent a "abrir los expedientes oportunos" a los funcionarios que se negasen a publicar las resoluciones.

Posteriormente, el vicepresidente del Govern y coordinador nacional de ERC, Pere Aragonès, quitó hierro a que no se publiquen puntos concretos, porque eso "no borra" la votación del pleno. Sin embargo, Torra ha urgido a  Torrent, a que cese a Muro por la publicación parcial de las resoluciones de la Cámara regional.

Visto para sentencia

Llueve sobre mojado y Torrent se lava las manos. Después del juicio contra los líderes políticos y civ semanas el juicio por desobediencia a los miembros de JxSí (la coalición creada por Convergéncia Democràtica y Esquerra Republicana para las elecciones que Artur Mas planteó como un plebiscito de independencia en 2015) en la Mesa del Parlament en la pasada legislatura: Lluis Corominas, Ramona Barrufet y Lluis Guinó (PDeCAT) y Anna Simó (ERC). Acusados de desobediencia, a los cuatro antiguos integrantes del órgano rector del Parlamento catalán -que presidía Carme Forcadell, en prisión por la causa del procés- en la pasada legislatura, les acompaña Mireia Boya, entonces diputada y presidenta del grupo de la CUP en la Cámara regional. 

Los cinco se enfrentan a una petición por parte de la Fiscalía de hasta un año y ocho meses de inhabilitación y una multa de 30.000 euros por desobediencia grave, al haber permitido que se debatieran en el Legislativo catalán resoluciones a favor del proceso independentista, pese a que el Tribunal Constitucional les había advertido de su obligación de impedirlo.
Sus sucesores en la Mesa del Parlament no parecen dispuestos a acabar también en el banquillo y han optado por mutilar las resoluciones contra la Monarquía  escudándose en los letrados de la Cámara. Deben pensar que las cárceles, como los cementerios, están llenos de valientes

Por ahí van los tiros de la vicepresidenta de JxCat y diputada en la Cámara regional,  Elsa Artadi, que ha defendido este lunes que compete a la Mesa de la Cámara, y "en primera instancia" a su presidente, publicar de forma íntegra la propuesta de resolución conjunta de JxCat, ERC y CUP. "No nos podemos esconder detrás de los letrados", dice Artadi, empleando ese verbo últimamente tan de moda que encarnan el ex presidente de la Generalitat Carles Puigdemont o el rey Juan Carlos.    

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios