Crisis del coronavirus

El Gobierno estudia un nuevo subsidio para parados sin ayudas

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz. / Emilio Naranjo / Efe

El Ministerio de Trabajo está negociando con sindicatos y empresarios la aprobación de un subsidio extraordinario para todas aquellas personas que o bien han agotado su prestación durante la pandemia, o que habiendo quedado desempleadas no tenían derecho a ella.

Según explicó hoy la secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT, Mari Carmen Barrera, "no hay nada cerrado", ya que "aún se está en fase de propuesta y negociación", si bien desde CCOO adelantan que el acuerdo, que también prevé mejorar las prestaciones por suspensión de contratos a tiempo parcial, podría beneficiar a un total de 700.000 personas.

Barrera recordó que se trata de una petición que el sindicato venía reclamando "desde el comienzo", ya que los potenciales beneficiarios "sufrían un agravio comparativo con los derechos reconocidos a las personas acogidas a los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), a los que no se exigían requisitos previos para el cobro de la prestación".

Dos mejoras 

Así, el departamento que dirige Yolanda Díaz está ultimando un subsidio extraordinario para todos los parados que hayan agotado su prestación contributiva entre el 14 de marzo y el 30 de septiembre.

Esta ayuda llegaría a unos 550.000 desempleados y consistiría en una ayuda de 430 euros mensuales durante un trimestre, lo que supondría un coste total de unos 710 millones de euros, según los cálculos preliminares.

La segunda parte sería una mejora en el cálculo de la prestación para los afectados por un ERTE que trabajan a tiempo parcial, que beneficiaría a 150.000 personas, en su mayoría mujeres.

De salir adelante el texto, faltaría el visto bueno del Ministerio de Hacienda.

Proteger a más gente

El subsidio extraordinario negociado en el seno del diálogo social, es tan sólo una parte de los objetivos de UGT, aseguró Barrera, que "no olvida a los 1,6 millones de personas que estaban sin protección por desempleo antes del inicio de la pandemia del coronavirus.

"Para UGT es absolutamente imprescindible abordar la negociación del sistema de protección de desempleo del país para que la salida de la crisis no deje a nadie atrás y que España no pague una factura en términos de igualdad como ya ocurrió con en la anterior", sentenció.

Del mismo modo se expresó el secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO, Carlos Bravo, quien indicó que "esta medida, que beneficiará 550.000 personas y a otras 150.000 más, de ellas el 75% mujeres, que verán mejoradas sus prestaciones por suspensión de contratos a tiempo parcial, se debe mantener hasta el 30 de septiembre y más allá".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios