Deportes

Messi, la incógnita de la 'albiceleste'

Deschamps consuela a Messi. Deschamps consuela a Messi.

Deschamps consuela a Messi. / julio muñoz / efe

Tras años de una Messidependencia absoluta, la idea de que el crack decida abandonar de forma definitiva la selección argentina tiene en vilo al país. Su decisión es una incógnita: golpeado por la eliminación, Lionel Messi se fue de Rusia sin dar definiciones sobre su futuro.

"Depende de cómo vaya este Mundial seguiré o no jugando con Argentina", había advertido antes de viajar a Rusia, en palabras que hoy resuenan en los oídos como un alerta de lo que podría ocurrir. Nadie quiere que Messi se vaya de la selección, aunque todos comprenden el infinito desgaste que sufrió con la camiseta albiceleste y que se profundizó con la temprana eliminación de Argentina, en un Mundial que el delantero padeció desde el inicio.

A los 31 años, pensar en Qatar 2022 puede sonar lejano, y más con la selección en crisis, pero el delantero del Barcelona evitó esta vez tomar una decisión apresurada.

Hace dos años, frustrado por su tercera final consecutiva perdida, Messi anunció su renuncia a la selección cuando aún no había abandonado el campo de juego en Nueva Jersey, tras caer por penaltis ante Chile en la Copa América Centenario 2016. Un año antes, el mismo verdugo le había quitado el festejo en la Copa América de Chile 2015, y en 2014, la Copa del Mundo, el último gran título que le falta, se le escurrió de entre los dedos en la final con Alemania.

En Rusia decidió procesar de otra forma el duelo, que comenzó solitario en el Kazán Arena, tras caer por 4-3 frente a una poderosa Francia con un Kylian Mbappe tan joven, veloz y hábil que le debe haber traído añoranzas.

Con los brazos en jarro y el gesto ausente, perduró largos minutos buscando respuestas a tantas preguntas. Luego de hacer catarsis en el vestuario, salió junto a sus compañeros y a diferencia de aquella noche tras la goleada de Croacia cuando salió lloroso, esta vez caminó triste, sí, pero con la mirada firme, decidida.

Messi fue claro a la hora de resumir sus sensaciones en Rusia: "No recuerdo tanto sufrimiento", dijo después del triunfo sobre Nigeria que le dio la agónica clasificación a la Argentina, el partido donde más brilló en todo el Mundial.

El delantero sabe que Argentina no es la misma con o sin él, a pesar de que los ocho entrenadores que vio pasar en estos casi 13 años quisieran convertirlo en un salvador y relegaran por ello la generación de un proyecto a largo plazo en el fútbol argentino. Lo advirtió Diego Maradona: "Sin Messi, somos un equipito más".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios