Deportes

El Leganés culmina su semana mágica

Aarón y Omar Ramos, en un duelo durante el encuentro celebrado en Butarque. Aarón y Omar Ramos, en un duelo durante el encuentro celebrado en Butarque.

Aarón y Omar Ramos, en un duelo durante el encuentro celebrado en Butarque. / smariscal / efe

El Leganés demostró que no vive solo de un gran día y ante el Espanyol exhibió oficio y una notable capacidad para resetear la mente y vencer para lograr tres puntos que le ayudan a distanciarse del Espanyol. El partido era colofón a una semana para el recuerdo en los locales tras eliminar de la Copa al Real Madrid con un triunfo en el Santiago Bernabéu que lo inmortalizó en todas las portadas y le dio protagonismo en los telediarios.

Garitano rotó y puso un once con pocos efectivos de los héroes coperos. Sin embargo, aunque cambiaron las piezas no se modificaron ni la actitud ni el planteamiento conscientes los jugadores de que no aprovechar sus oportunidades supone dejarle el lugar a otro.

Y ya desde el inicio apretó el Leganés. Brasanac probó un disparo lejano a los diez minutos que se estrelló en el palo. El sinsabor lo apaciguó Zaldua, que capturó el rechace y puso un centro tenso que desvió Hermoso hacia su propia portería. Con el 1-0 el Espanyol despertó y el aviso más serio llegaría antes del descanso, cuando Bustinza sacó un balón en la raya. Pero en la reanudación Marc Navarro le ganó la partida a Raúl García y no dudó en pegarle para sorpresa de todos. Funcionó e hizo el empate.

Garitano movió el banquillo, sacó al canterano Sierra y rápidamente un centro de Raúl García lo cabeceó Guerrero para el 2-1, llegando luego una fase de fatalidades para el Espanyol. Marc Navarro reventó el larguero y no pudo hacer un nuevo empate, mientras Hermoso se metía su segundo gol en propia puerta al querer cortar un pase de Amrabat. Noqueado, cerca estuvp el Espanyol de recibir el cuarto al encontrar Bustinza el travesaño tras una falta lateral. Pero lo que llegó fue el segundo a su favor. Lo hizo Hermoso aprovechando un balón parado demostrando que podía acertar con la meta rival.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios