Fútbol | División de Honor

El Cartaya se da un festín a costa del Ciudad Jardín

  • Los de Paco Amate siguen en lo más alto de la clasificación tras endosarle una 'manita' a los cordobeses

Lolo vio portería en la goleada del Cartaya ante el Ciudad Jardín. Lolo vio portería en la goleada del Cartaya ante el Ciudad Jardín.

Lolo vio portería en la goleada del Cartaya ante el Ciudad Jardín. / Josué Correa (Cartaya)

El Cartaya, en la previa, imaginó que tendría un partido relativamente plácido, sobre todo acogiéndose a los números que presentaba el rival, colista, después de tres partidos, con cero puntos en su casillero. Cierto que en fútbol sumar y especular te lleva directamente a la decepción. Pero esta vez se cumplieron los pronósticos. El resultado lo dice absolutamente todo. Cinco a cero y lo que rondó la morena.

También es cierto que el primero de los locales llegó bordeando el descanso y el segundo antes del mismo. Pero el conjunto de Amate lo anunció desde el minuto uno. Solo era cuestión de tiempo, de que cayera el primero. Y hasta llegar a ese punto, minuto 38 de juego, el rival, con escasos recursos técnicos, resistió las embestidas con entereza y liquidez, todo como consecuencia de que al conjunto de Amate le faltaba el último pase, siempre así, una y mil veces.

Así hasta que una falta al borde del área, perfilada para un diestro, la agarró Novoa, zurdo cerrado para sacar el balón por fuera y puso a dormir el balón por donde duermen las arañas. Golazo. Justo después, ya en el 42, con el rival metido en la duda de si salir o quedarse, una jugada en banda izquierda protagonizada por Novoa, la remató Adri con tanta sutileza que hasta el balón sonrió.

A la vuelta de vestuarios, el Ciudad Jardín pareció otro. Era un equipo sin complejos, atrevido y atacador. Por su parte, el Cartaya amaneció desconectado, como si el partido no fuera con él. Seguramente por la ventaja en el marcador, se echó una siesta antes de tiempo y fue el momento de la reacción de Amate. El técnico movió ficha tras un remate de Portales al larguero, que fue un serio aviso y el equipo rojinegro se reactivó de tal forma que con los cambios cambió por completo.

A partir del minuto 70, el conjunto local fue avasallador y resolutivo. El primero en sumarse a la fiesta fue Benítez, que le dio una asistencia a Lolo para el tercero. Cuatro minutos más tarde marcó Manuel, con otra asistencia de Benítez. Pero faltaba la guinda. El Cartaya robó en el centro del campo, el balón le cayó a Mamadou, vio a Canales adelantado y el vuelo de la pelota durmió en el fondo de la red. Fue majestuoso, desde 35 metros, desde la luna, el broche perfecto. El chico miró al cielo y sonrío. Esa sonrisa lo dibujó todo. La felicidad individual y colectiva, de un Cartaya que brilla, que marcó cinco y que se instala en la segunda posición de la tabla por pleno derecho.

Fue una pena que no hubiera público. Pero así es la vida, marcada por la pandemia. Por eso, ayer, el conjunto de Amate desconfinó el partido a fuerza de golazos.

Ficha técnica:

Cartaya: Pedro (Adolfo), Manuel, Novoa (Lagos), Barrero, Franci Ruiz, Mario, Dani Asuero (Mamadou), Pereira, (Marcos), Adri (Japón), Lolo (Pitu), Josué (Benítez).

Ciudad Jardín: Canales, Arturo, Mateo, Domingo, Prieto, Guille, Rafa Sojo, Caro (Juan Sojo), Miguel (Portales), Miguel Ángel Soto, Miguelillo.

Goles: 1-0 (38’) Novoa. 2-0 (42’) Adri. 3-0 (70’) Lolo. 4-0 (75’) Manuel. 5-0 (88’) Mamadou.

Árbitro: Santisteban Adame, de Sevilla. Amonestó por los locales a Barrero y por los visitantes a Soto. Bien.

Incidencias: Campo en buenas condiciones. Sin público en las gradas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios