Bádminton | Abierto de China

Carolina Marín demuestra que ya está de vuelta y pasa a la final del Abierto de China

  • La onubense remonta su partido frente a la japonesa Sayaka Takahashi, a la que supera en tres sets

  • La taiwanesa Tzu Ying Tai, ex número 1 del mundo, será el domingo su rival en la lucha por el título

Carolina Marín se dispone a golpear el volante durante un partido. Carolina Marín se dispone a golpear el volante durante un partido.

Carolina Marín se dispone a golpear el volante durante un partido. / MINH HOANG (Efe)

Carolina Marin ya está de vuelta. La onubense, que reapareció la semana pasada después de superar una grave lesión de rodilla, se ha clasificado para la final del Abierto de China de bádminton tras imponerse en la semifinal a la japonesa Sayaka Takahashi por 20-22, 21-13 y 21-18, en un encuentro que tuvo 72 minutos de duración.

La medallista de oro en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, tricampeona mundial y tetracampeona europea ha estado más de siete meses apartada de las canchas tras pasar por el quirófano para ser intervenida quirúrgicamente de una rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha que sufrió en la final del Masters de Indonesia a finales de enero y le impidió participar en el Mundial de Basilea en agosto. Tras reaparecer la semana pasada en el Abierto de Vietnam, donde fue eliminada en la primera ronda, la volantista de Huelva está demostrando en China que ha regresado a las pistas a lo grande, dispuesta a seguir cosechando éxitos. 

Al igual que en el encuentro de cuartos de final frente a la china He Bing Jiao, la reina del deporte onubense fue capaz de remontar la pérdida del primer set para imponerse y alcanzar su primera final desde su reaparición. La japonesa se hizo con el primer punto del partido, pero luego Carolina llevó la iniciativa durante buena parte de la manga, en la que llegó a adquirir una ventaja de cinco puntos en varias ocasiones (7-2, 8-3, 9-4) hasta que se llegó a un 16-12. En ese momento Takahashi, número 16 del ranking mundial, dio un acelerón y se anotó seis puntos seguidos que le permitieron apuntarse el primer parcial (20-22).

La nipona, que había perdido cuatro de los cinco enfrentamientos anteriores frente a Carolina, también empezó más entonada la segunda manga, en la que se colocó con un inquietante 6-10. Pero a partir de ese momento la española empezó a desplegar su mejor versión y fue capaz primero de igualar la contienda (10-10) y luego exhibir un gran bádminton sobre el tapiz para anotarse el set por un contundente 21-13.

En el último periodo siempre fue por delante en el marcador (9-6, 12-7, 14-9, 17-11, 20-14) hasta que se apuntó el set y obtuvo el pase a la final del Abierto de China, uno de los tres torneos de mayor prestigio del Circuito Internacional, que tiene la categoría Súper 1.000 y reparte un millón de dólares en premios.

Carolina Marín disputará este domingo la final contra Tzu Ying Tai, de Taiwán, ex número 1 del mundo que se impuso en la otra semifinal a la china Chen Yufei por 6-21, 21-13 y 22-20, en 53 minutos.

En este encuentro, la española aspira a ganar su primer título desde que conquistase precisamente este Abierto de China el año pasado. La taiwanesa ha derrotado a la española en sus seis últimos enfrentamientos, pero eso no es impedimento para la de Huelva que se mostró muy satisfecha tras el partido.

"Me siento realmente emocionada en este momento. Cuando gané, me derrumbé y lloré un poco, cuando has tenido una lesión larga y estás con la rehabilitación tienes ese sentimiento de no rendirte nunca y de continuar apretando", admitió Marín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios