Bádminton

Carolina Marín vuelve a fichar por el Pitiús

  • Debuta mañana en la Liga Nacional. El punto que le dio la medalla de oro a la onubense en la final de Río de Janeiro en 2016, elegido uno de los diez mejores de la historia de los Juegos Olímpicos

Carolina Marín estará mañana con el Pitiús en el inicio de la LIga Nac ional. Carolina Marín estará mañana con el Pitiús en el inicio de la LIga Nac ional.

Carolina Marín estará mañana con el Pitiús en el inicio de la LIga Nac ional. / H, Información

Carolina Marín se ha vuelto a comprometer una temporada más con el conjunto baalear del Pitiús para jugar en la Liga Nacional de División de Honor, según ha confirmado la jugadora. "Gracias al CB Pitiús por confiar de nuevo en mí para la liga. Seguimos preparando los torneos internacionales", asegura la campeona en sus redes sociales.

No obstante, al igual que ha pasado en estas temporadas anteriores, es poco probable que Carolina dispute muchos partidos de Liga con el Pitiús, ya que le da prioridad a los torneos internacionales sobre los encuentros de liga, y más en un año olímpico (se aplazaron para julio de 2021). Así, la onubense ya estuvo enrolada en el equipo balear con anterioridad, pero fue una presencia más testimonial que real.

Carolina debutará en principio mañana sábado en la visita de los ibicencos al Benalmádena, dentro de la primera jornada de Liga. La competición internacional está a punto de comenzar, tengo varios torneos en los próximos meses y me resultará difícil poder disputar alguna jornada más con el CB Pitiús”, ha manifestado la campeona europea, mundial y olímpica.

Por otro lado, el punto de partido que dio el oro olímpico a Carolina Marín el 19 de agosto de 2016, en Río de Janeiro, es uno de los diez mejores disputados en la historia de los Juegos, según la cuenta del COI en twitter, @olympics, que ha recopilado en un video esa decena de grandes intercambios.

En la última final olímpica, la jugadora española y la india Pusarla Venkata Shindu estaban igualadas a una manga y Marín contaba con una ventaja de 20-15 en la tercera. Después del saque de Shindu, ambas finalistas intercambiaron 15 golpes de vértigo antes de que la india llegase muy forzada con el revés a un remate de Marín y enviase el volante a la red.

La onubense lanzó la raqueta al aire y saltó y lloró de alegría tras lograr una medalla singular en la historia olímpica española, la primera para el bádminton y la primera para una jugadora no asiática desde que el bádminton fue admitido en los Juegos en Barcelona 1992.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios