san juan de aznalfarache

Muere un joven que pesaba 300 kilos en su casa cuando los Bomberos intentaban sacarlo

  •  El hombre sufrió un paro cardiorrespiratorio. Fueron necesarias cuatro horas para poder sacar el cadáver por el balcón.

Comentarios 2

Un joven con obesidad mórbida que pesaba 300 kilos falleció este martes en su domicilio de San Juan de Aznalfarache mientras los bomberos intentaban sacarlo de su casa con una grúa para trasladarlo a un centro hospitalario.

Según fuentes del parque de Bomberos de la Mancomunidad del Aljarafe, éstos recibieron un aviso a las 09:40 de este martes. Los servicios sanitarios necesitaban ayuda para trasladar al joven de 24 años a un centro sanitario dado su deteriorado estado de salud. Hasta el lugar acudieron, primero, una ambulancia del Dispositivo de Cuidados Críticos de Urgencias del Centro de Salud de San Juan Aznalfarache y, más tarde, una UVI móvil del 061.

Los servicios sociales llevaban varios meses realizando un seguimiento del hombre

La estructura del inmueble, situado en la calle Panamá, en el barrio de Santa Isabel, con pasillos estrechos, el sobrepeso del joven y sus problemas de salud complicaron la actuación de los Bomberos, que vivieron momentos de tensión al comprobar que la vida del paciente peligraba, según confirmaron los propios efectivos.

Más de dos horas después, sobre las doce, el joven sufrió una parada cardiorrespiratoria y los servicios sanitarios no pudieron reanimarlo por sus circunstancias especiales y antecedentes. El hombre falleció en su domicilio sin que los Bomberos hubieran podido trasladarlo.

Los Bomberos no consiguieron sacar el cadáver de la casa hasta las dos menos diez de la tarde. Los efectivos lograron entonces sacar el cadáver por el balcón con un brazo articulado, una grúa especial, que tuvieron que pedir prestado al parque de Bomberos de la Diputación de Sevilla, según explican los efectivos de la Mancomunidad del Aljarafe, que aseguran que la actuación fue "muy difícil" y "estresante".

La actuación de los Bomberos no finalizó hasta las tres menos cuarto de la tarde, después de trasladar el cuerpo hasta unas instalaciones funerarias de Coria del Río y descargarlo.

También fue necesaria la intervención de los servicios sociales municipales, ya que la familia, de escasos recursos económicos, no disponía de un seguro en caso de defunción, según apuntaron desde el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache. El Consistorio confirmó también que los servicios sociales municipales estaban haciendo un seguimiento del joven. De hecho, los Bomberos ya habían acudido con anterioridad en varias ocasiones para trasladar al joven de 24 años a un centro hospitalario.

Éste es un caso que no tiene precedentes en la provincia de Sevilla. Sí ha habido muertes de personas con obesidad mórbida, pero nunca personas de tanto peso como este joven vecino de San Juan de Aznalfarache. Algunas de estas muertes ocurrieron después de intervenciones quirúrgicas. Una de ellas fue la de un hombre de 57 años que pesaba 138 kilos y medía 1,66 metros. Este vecino del barrio de Juan XXIII falleció en mayo de 2004 días después de someterse a una operación de reducción de estómago en el Hospital Virgen del Rocío. Dos años y medio antes, en diciembre de 2001, murió una chica de 23 años que pesaba 133 kilos y medía 1,55 metros. Esta joven fue intervenida unas semanas antes en el Hospital Infanta Luisa para colocarle una malla que redujera la capacidad de su estómago. Murió días después por complicaciones médicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios