Andalucía

El Ayuntamiento de Lucena investiga si hubo maltrato animal en la muerte de un burro del Belén

  • El animal falleció de una hemorragia interna durante una operación que tuvo lugar a los tres días de ser montado por un obeso.

Comentarios 10

Plataformas en defensa de los animales y colectivos lucentinos dieron ayer la voz de alarma a raíz de la muerte de uno de los burritos que animan el poblado navideño instalado en la Plaza Nueva. El Ayuntamiento ha iniciado una investigación para determinar si la muerte del animal, de nombre Platero, se debe a que fue montado el miércoles de la semana pasada, 10 de diciembre, por un individuo obeso tras irrumpir en el recinto acotado. El animal, de sólo cinco meses, falleció tres días después por una hemorragia interna durante una operación.

La concejala de Fiestas y Seguridad Ciudadana, María del Mar Morales (PSOE), explicó ayer que que, por el momento, los hechos se componen de dos circunstancias aisladas a la espera del informe determinante del veterinario. La edil expuso que el vigilante de seguridad que guardaba en aquel momento el portal de Belén dio la voz de alarma al policía local que se encontraba en el Ayuntamiento y que consiguió que el varón, de unos 150 kilos, se bajara del asno y saliera del recinto preparado para estos animales. "Los hechos pudieron transcurrir en cinco minutos, tiempo suficiente para que esta persona se subiera encima y se hiciera una foto que ha circulado por las redes sociales", dijo la edil.

A los dos días de estos hechos, el técnico de mantenimiento encargado del cuidado de los animales llamó a la edil para alertar de que el burro "parecía enfermo" e inmediatamente se puso en conocimiento de un veterinario que determinó que se encontraba "débil, que las pulsaciones eran bajas y que habría que trasladarlo a un hospital veterinario".

El animal fue llevado al centro especializado de Rute, donde fue intervenido quirúrgicamente. Morales indicó al facultativo "que se hiciera todo lo que fuera necesario para salvar la vida del burro". Pero durante la operación, que tuvo lugar el sábado por la tarde, el animal murió por una hemorragia interna.

Morales dijo que se encuentra a la espera del informe del especialista para determinar la causa exacta que ha provocado la muerte del animal y dijo que, si hay relación entre los dos hechos, el Ayuntamiento y la Policía Nacional realizarán las diligencias necesarias para que no vuelvan a repetirse estos hechos.

La concejala dejó claro que durante las 24 horas existe vigilancia en el poblado, que los animales están atendidos de manera continuada y aclaró que se trata "de un hecho puntual y aislado, con un final triste".

El Círculo Podemos Animalista Lucena y la Asociación de Defensa del Borrico (Adebo) anunciaban ayer que moverán "cielo y tierra" para que la "negligencia municipal" y el delito cometido supuestamente por el individuo "no queden impunes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios