Penguin Clásicos ficha a Góngora y Valera

  • Una antología del poeta y 'Pepita Jiménez' figuran entre los primeros lanzamientos de la editorial junto a obras de Shakespeare, Cervantes y Homero, entre otros

Penguin Clásicos nace con una amplia selección de títulos universales e hispánicos para disfrute del lector. Y entre Homero y Shakespeare, Cervantes y Dostoievski, Calderón y Conan Doyle, dos infiltraciones cordobesas, Luis de Góngora y Juan Valera, con una antología poética y Pepita Jiménez. El sello, según los editores, tiene el propósito de "ofrecer un catálogo profundo y vivo, en constante crecimiento, que beba de todas las fuentes conocidas y por descubrir. Cuidar de un fondo formidable, herencia de décadas de buena labor editorial. Y ensancharlo con nuevas traducciones y ediciones gracias a la colaboración de destacados especialistas del ámbito cultural y académico".

Entre ellos, Ana Suárez Miramón, catedrática de Literatura Española de la UNED, y Enrique Rubio Cremades, catedrático de Literatura Española de la Universidad de Alicante, que se ocupan respectivamente de las obras de Góngora y Valera. La especialista explica que la antología del cordobés "recoge poemas de diferentes épocas y de todas sus variedades temáticas y métricas, de manera que el lector pueda distinguir las diversas tendencias que en un determinado momento coinciden en el poeta". El lector encuentra en este volumen de 368 páginas "sonetos, canciones, letrillas y romances que el autor fechó, a diferencia de otros, y por tanto se puede seguir su trayectoria y evolución". Se propone también "una versión en prosa de los poemas mayores que presentan una gran dificultad para el lector de hoy: el Polifemo, las Soledades y el Poema de Píramo y Tisbe". De los dos primeros, más extensos, se recogen "los fragmentos más representativos".

Entre los criterios que ha seguido a la hora de realizar la selección, Suárez Miramón apunta la distinción entre "los textos amorosos de los satíricos y burlescos, teniendo en cuenta que la diferencia entre los satíricos y burlescos reside en la censura de los vicios más comunes de la época".

¿En qué se diferencia esta obra de otras antologías de Góngora? La experta ha tenido en cuenta la organización de los textos "de acuerdo con el interés actual, mostrando las dificultades en el ambiente de adulación de la época del autor o intelectual que sentía la humillación y el hambre de quien tenía que vivir de los favores cortesanos y a quien solo le quedaba la palabra para traducir la desdicha y la pena". En otro orden, añade, "he recuperado el orden en que aparecieron los textos en la primera antología barroca de Pedro Espinosa, Flores de poetas ilustres". Y "hay un extenso número de notas (en todos los poemas) que aclaran muchas cuestiones de vocabulario y de sentido de los textos, además de ponerlos en relación con los de autores del siglo XX (Machado, Azorín, Juan Ramón Jiménez...)". Analiza asimismo "cómo Góngora fue descubierto para este siglo por Verlaine, más tarde por Rubén y los modernistas y definitivamente por los poetas del 27". En esta antología se proponen actividades de carácter interdisciplinar.

A un lector actual, subraya la experta, Góngora enseña "la capacidad de renovar lengua y poesía y, con ello, el arte. Además ofrece en su misma creación la síntesis del lenguaje y la plástica. Su dificultad aparente constituye un aliciente para penetrar en los contenidos y, por tanto, en su obra".

En un salto de siglos llegamos a Valera, que, subrayan los editores de Penguin, "consiguió plasmar en Pepita Jiménez, su ópera prima, el arquetipo literario que defendió durante toda su vida. Para Valera, una novela debía reflejar la vida, pero de manera idealizada. Esta es la razón por la que de su obra se desprende un extraordinario cuidado por la expresión y la forma. Asimismo, en esta novela se recogen los dos temas fundamentales en su obra: los conflictos del amor y los de la religión".

Pepita Jiménez narra la historia de un joven seminarista, don Luis de Vargas, que se enamora perdidamente de la prometida de su padre, Pepita Jiménez, de tan solo 20 años. La lucha entre el deber y los sentimientos llevará las riendas de la obra hasta su sorprendente final.

Los lanzamientos de este sello en los dos primeros años, "además de contar con tres decenas de novedades", prevén la incorporación de los títulos de la colección clásica de Debolsillo, que "incorporarán nuevas introducciones y apéndices, provenientes en gran parte de las ediciones originales de Penguin Classics".

En la oferta inicial destaca la publicación, por primera vez en español, de la obra completa de Christopher Marlowe en un solo volumen, que incluye sus siete piezas teatrales (dos de ellas en traducción inédita) y sus creaciones líricas. Se lanzan también Macbeth y Hamlet de Shakespeare, en edición bilingüe.

En la sección de clásicos hispánicos figuran el Poema de Mio Cid, El conde Lucanor de Don Juan Manuel, La Celestina de Fernando de Rojas, Lazarillo de Tormes, Libro de la vida de Santa Teresa de Jesús, Poesía de Garcilaso de la Vega, Guzmán de Alfarache de Mateo Alemán y varios títulos de Cervantes, Calderón y Lope de Vega. Todos los volúmenes incluyen un estudio preliminar que contextualiza la obra, tablas cronológicas y bibliográficas, un apéndice que incluye material didáctico y una anotación a los textos clara y medida, sin profusión. Son "ediciones dirigidas a un público a la vez generalista y académico".

Entre los clásicos grecolatinos, Homero, Esquilo, Eurípides, Sófocles y Esopo, y en la literatura de los últimos siglos, Austen, Dostoievski, Larra, Conan Doyle, Pérez Galdós, Pardo Bazán, Clarín, Blasco Ibáñez, Rubén Darío, Bram Stoker, Mary Shelley, Melville, Tolstói... A leer.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios