Cómo colarse

Los andaluces, expertos en saltarse la cola

  • Desde la técnica del "empujón flagrante" al "sólo tengo una pregunta rápida", son múltiples las estrategias para no guardar el turno y salir airoso

Colas para visitar los pabellones de la Expo 92 por el 20 aniversario del evento. Colas para visitar los pabellones de la Expo 92 por el 20 aniversario del evento.

Colas para visitar los pabellones de la Expo 92 por el 20 aniversario del evento. / Legado Expo Sevilla

Comentarios 4

Si la Semana Santa desvela cada año la capacidad del sevillano para saber estar en las aglomeraciones, la Expo 92 marcó un antes y un después en el fenómeno de las colas. Allí se pusieron de moda y allí cada cual defendía su puesto como alma que lleva el diablo para entrar en los pabellones. Pero quien hizo la ley hizo la trampa. Y aquí y en Pekín las artimañas para intentar acortar el tiempo de espera y adelantar el turno son un clásico. Documentado está en una reciente investigación encargada por TripAdvisor Experiencias y respaldada por el profesor en Psicología Conductual de la Universidad de Londres, Adrian Furnham, quien afirma que más de la mitad de los andaluces reconoce haberse saltado la cola en alguna ocasión.

Con un 55,5% de andaluces que reconoce haberse colado en alguna ocasión, Andalucía se sitúa por detrás de asturianos, vascos, castellanoleoneses, madrileños, cántabros, riojanos y valencianos, y a la par que Canarias. Esta cifra está únicamente unas décimas por debajo de la media nacional del 56%.

Entre las técnicas favoritas de los andaluces a la hora de saltarse una cola, destacan "el hablar y colarse" y "la invitación abierta", aprovechando un espacio en la fila para posicionarse, dos tácticas que superan el 40% de los usuarios que las realizan. Para el resto de los españoles, entablar conversación con alguien de la fila y terminar por colarse (63%) o acceder a ella aprovechando un espacio más amplio de lo normal entre dos personas de la cola (39%) son las dos opciones más utilizadas a la hora de colarse. En esta ocasión, los jóvenes vuelven a encabezar los datos a la hora de realizar cualquiera de estas tácticas.

A la hora de ver que alguien pretende saltarse la cola, "la mirada fría" (44%), "el enfrentamiento" (44%) y "lo mata con una sonrisa" (43,5%), son las acciones más utilizadas por los andaluces.

En cuanto a la posibilidad de evitar una cola sin perjudicar a los demás, "aceptar de buena gana la oferta" es la opción más escogida por la mayoría de las comunidades y en todos los rangos de edad, así como "aceptar y avanzar en silencio". Andalucía cuenta con cifras del 39% y el 29% en estos dos casos, respectivamente.

"En España, hacer cola se reconoce como la manera más justa de acceder a una visita o actividad y, por norma general, el respeto por esta organización es unánime. Sin embargo, muchos usuarios confiesan haber intentado colarse en alguna ocasión, ya que creen que estas largas esperas son una pérdida de tiempo y valoraría enormemente la posibilidad de evitarlas", comenta Blanca Zayas, responsable de comunicación en TripAdvisor España. "Adquirir on line entradas previas a las visitas que queremos realizar en los diferentes destinos es una magnífica manera de no tener que preocuparse por estas eternas colas y así poder dedicar nuestro tiempo libre a otras actividades más divertidas".

Colas en el acceso a la Expo 92. Colas en el acceso a la Expo 92.

Colas en el acceso a la Expo 92. / D. S.

Técnicas para colarse y respuestas más frecuentes

Las técnicas principales a la hora de saltarse una cola y las reacciones más comunes de los andaluces pasan por:

  • El "empujón flagrante" –camina recto sin sentir vergüenza, con valor y la cabeza alta– con la correspondiente reacción del respetable que espera turno por la "fuerza bruta" –utiliza los codos y el cuerpo para impedir que se cuele–
  • El "hablar y colarse" –empieza una conversación con alguien en un buen lugar de la fila– reacción que despierta el "grito de guerra" –congrega a las tropas de la fila y grita a quien se cuela–
  • La "invitación abierta"– si hay espacio entre dos personas que están haciendo cola, actúa como si pensara que ese espacio es el final de la fila y se pone a hacer cola en ese punto–, pero el siguiente en la cola no es tonto y se forma la "olla a presión" –no dice nada pero la sangre le hierve durante todo el tiempo–
  • El "viejo amigo" –finge que alguien que está en la fila es un viejo amigo y entabla una conversación con él– y el "amigo" en cuestión sale del paso con un "no importa" –no le preocupa, deja que se cuelen–
  • El "sólo tengo una pregunta rápida" –camina hacia delante con la disculpa de hacerle una pregunta al personal pero se coloca en la parte de delante–. El "cuchicheo" es la respuesta –no se enfrenta a la persona que se salta la fila, pero cuchichea y hace comentarios groseros por lo bajo–
  • El "tengo prisa" –dice una mentira para que las personas piensen que tiene prisa y le dejen pasar– provoca la "mirada fría" –se queda mirando con disgusto... justo a la nuca de quien se cuela–
  • El "bloqueo" –usa unos auriculares y / o pone cara de ausente e ignora a las demás personas que están en la fila mientras se coloca en la parte de delante– desemboca en el "enfrentamiento" –llama la atención de la persona que se salta la fila y la reprende–
  • La "otra fila" –cuando se enfrenta una única fila para múltiples cajas / taquillas, forma otra cola y finge que hay más de una fila– y en respuesta el "lo mata con una sonrisa" –sonríe dulcemente mientras manda a la persona, alto y claro, directamente al lugar que le corresponde al final de la fila–
  • El "perdone, perdone, perdone" –pasa disculpándose de forma que las personas que están en la fila le deje pasar– es casi el más eficaz ya que no deja lugar a la reacción de los que religiosamente guardan su turno.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios