Ayamonte

Pitingo triunfa en su tierra

  • El artista actúa en el estadio Ciudad de Ayamonte ante más de 5.000 personas con un repertorio que une flamenco y soul

Pitingo durante el concierto en Ayamonte. Pitingo durante el concierto en Ayamonte.

Pitingo durante el concierto en Ayamonte. / Tapi (Huelva)

De éxito sin precedente podemos catalogar el obtenido en la noche del pasado sábado por el cantante Antonio Manuel Álvarez Vélez más conocido como Pitingo en su concierto en Ayamonte ante más de 5.000 paisanos, que le premiaron durante toda su actuación con grandes aplausos y vítores.

Este concierto, que de manera altruista ofreció el artista, ha sido organizado por el Ayuntamiento, que ha subvencionado los gastos propios del concierto, a excepción del cache del artista. El lugar elegido fue el estadio Ciudad de Ayamonte, en el que desde hacía varios días se colocó el cartel de “no hay entradas”, ya que tan solo en un día se regalaron todas las que calcularon podían completar el aforo, que era la grada de preferencia sentados, y en el césped, de pie.

Desde un principio, se pudo ver la calidad artística del cantante así como de su grupo musical y de la orquesta que puso a disposición de sus paisanos los ayamontinos.

Durante dos horas interpretó temas de sus discos anteriores, así como de su último trabajo discográfico, Mestizo y fronterizo. Ofreció un repertorio de una veintena de canciones y versiones de conocidos temas. Cantó temas como I just call to say I love you, Compromiso o Guatanamera

No falto el flamenco-soul que llenó al ambiente de emotivos recuerdos de su niñez y adolescencia, y el cante por Huelva, ofreciendo un recital de cante del Alosno, recordando, y de que manera, a Paco Toronjo. Ya metido en faena, ofreció a todo el respetable las sevillanas que dedica a su pueblo, y que llenó de júbilo a los presentes que se llevaron varios minutos de pie aplaudiendo el sentimiento, el esfuerzo y sobre todo el agradecimiento de un pueblo a uno de sus hijos predilectos.

Otro de los momentos más aplaudidos de la noche llegó cuando su hijo Manuel, de siete años, interpretó un estribillo de un famoso tema de Enrique Morente, padrino artístico del cantante, aunque en ningún momento el niño apareció en el escenario. “Eso será cuando él sea mayor”, dijo el orgulloso padre y cantante. 

Al artista manifestó al final del concierto, que se había encontrado como nunca en un escenario. “Nada menos que cantarle a mi gente, a mi pueblo y cerca de donde viví tantos años y donde me enseñaron a querer al Padre Jesús, a la Virgen del Carmen y a Nuestra Patrona, la Virgen de las Angustias”. Se acordó mucho de sus ancestros, sus abuelos Pitingo e Ismael, sus abuelas, Paca Vélez Carpio la gitana, y del resto de su familia, el concierto se lo dedicó  “a mi tío Manolo, recientemente fallecido, y quien tanto soñaba con verme cantar en Ayamonte”, dijo.

Se pudo ver a un Pitingo pletórico e ilusionado, que confesó que le gustaría ir por estas fechas a su pueblo a cantar a su gente.

Fue una noche inolvidable, nunca se había presenciado un concierto con tantas miles de personas como las que confluyeron en el estadio ayamontino, y todos con el sabor agradable de una noche mágica, flamenca y gitana.

El cantante se entregó en cuerpo y alma y agradeció la implicación y el esfuerzo del Ayuntamiento y, en especial de la alcaldesa, Natalia Santos, así como la gran acogida y el cariño con el que lo han acogido sus vecinos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios