HUELVA INFORMACIÓN En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Hermandad de Bruselas

El Manneken Pis se viste de rociero

  • El símbolo por antonomasia de la capital belga se viste de corto de acuerdo con una petición realizada por la hermandad filial que cumple 20 años

La devoción rociera da un paso más alrededor del mundo y se concentra en Bruselas, donde el símbolo de la ciudad capital de Europa, el Manneken Pis, se vistió ayer de rociero, luciendo un traje de corto que supuso la ovación de todos los españoles y belgas presentes delante de la fuente donde se sitúa el niño meón. La jornada fue “un día para no olvidar”, tal y como dijeron desde la Hermandad del Rocío de Bruselas, la que regaló el traje para la conocida estatua.

Tal fue la algarabía que se montó frente a la fuente donde cae el chorro del niño meón que la Orden de Amigos del Manneken Pis ya ha dicho a la hermandad que el año que viene pueden volver a vestir la figura de rociero, práctica que suele darse en más de una ocasión. Los rocieros de Bruselas cantaron la Salve ante el asombro de los belgas que disfrutaran del acto, y de los miembros de la Orden, que manifestaron estar muy contentos por el desarrollo de la actividad, tal y como contó a Huelva Información la presidenta de la Hermandad del Rocío de Bruselas, Ana Rosa Encinas.

Tras un sencillo acto en el Ayuntamiento de Bruselas, donde la hermandad fue recibida por parte de la corporación municipal y por los miembros de la Orden del Manneken Pis, el cortejo de rocieros llegó hasta la esquina con la rue de l’Étuve (donde está la fuente) para ver cómo lucía la pequeña estatua con el popular traje, que hace el número 1.043 de todos los que ya lleva lucidos el niño meón. Durante el recorrido por la rue du Chene muchas españolas que viven en Bruselas llevaron sus trajes de flamenca además de escucharse más de un tamboril.

Ana Rosa Encinas pronunció un discurso en el Ayuntamiento donde relacionó dos cumpleaños, el del 20º aniversario como hermandad y el 400º aniversario de la popular estatua, que se celebran en 2020. Además, subrayó que tanto la figura como los miembros de la hermandad son “viajantes” además de peregrinos en el caso de los rocieros.La Hermandad del Rocío de Bruselas, que cumple 20 años, siendo la única filial fuera de las fronteras españolas, había solicitado hace tiempo que la popular y querida estatua se vistiera con el traje de corto, y hasta este año no ha sido posible, ya que se trata de algo que “no es fácil de conseguir”, tal y como relató a Huelva Información la presidenta de la hermandad belga.

Encinas contó que para poder vestir al Manneken Pis han tenido que cumplirse una serie de requisitos, como que la hermandad existiera desde hace más de 10 años y eliminar algunos aspectos de tipo religioso, por el carácter laico que tienen las instituciones belgas. Aun así, la devoción por la Virgen del Rocío ha podido con esas cuestiones y finalmente la estatua del infante ha lucido con el traje rociero.Todo ello en un año especial para toda la devoción rociera cuando se celebra el Año Jubilar Mariano y los actos del Centenario de la Coronación Canónica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios