Salud y Bienestar

Elsa Punset anima a entrenar en positivo el cerebro emocional

  • Elsa Punset abre el Tercer Simposio Internacional Vithas sobre 'Cerebro y salud'

  • La escritora apunta que "mantener buenas relaciones humanas nos mantiene más sanos"

Con apuntes sobre el cerebro e inteligencia emocional arrancó ayer el Tercer Simposio Internacional Cerebro y Salud: Avances en el diagnóstico, prevención y tratamiento de las enfermedades neurológicas de Vithas la Salud, un debate abierto sobre las enfermedades que afectan a este órgano, abordado desde una perspectiva multidisciplinar. La escritora y divulgadora científica, Elsa Punset, fue la encargada de introducir a más de 150 expertos en neurociencia –neurología, neurocirugía, neurorradiografía...– llegados de toda España, Portugal y Marruecos en el apasionante mundo de las emociones, con su conferencia ¿Qué hemos aprendido hoy sobre nuestro cerebro emocional?

"El cerebro se puede entrenar igual que entrenamos nuestro cuerpo"

Una charla en la que la filósofa dejo claro que "el cerebro se puede entrenar igual que entrenamos nuestro cuerpo". La neurociencia dice que "razón y emoción están unidas en el cerebro, son dependientes. Algo muy importante para la vida cotidiana". "Tener un cerebro plástico y entrenable nos permite transformarlo y trabajar todo tipo de habilidades sociales y emocionales, autocontrol, serenidad...", según la divulgadora científica, que hizo hincapié en que las emociones y los gestos rutinarios marcan nuestra existencia, así como la importancia de la capacidad de empatizar y tener buenas relaciones humanas, que según el estudio de Harvard sobre envejecimiento, "nos mantienen más felices y más sanos".

Punset reflexionó con los asistentes a la charla sobre cómo mejorar esas relaciones humanas. “En la base de cada pensamiento racional hay una emoción. Las emociones son un lenguaje básico y universal que compartimos todos. Aprender a gestionarlas y generar hábitos –porque estamos hechos de hábitos– y emociones positivas, tanto en nosotros mismos como en vuestros pacientes va a suponer una mejora significativa en el día a día”.

La divulgadora invitó a la sala a entrenar las emociones, "con gestos sencillos y eficaces, palabras de aliento y a tiempo, y aprender y desaprender aquellos hábitos, costumbres y maneras de actuar que ya no sirven, o que directamente pesan”. A su juicio, “las emociones no son buenas ni malas, no son negativas o positivas... ¡son útiles o perjudiciales! ¡Depende de cómo las gestiones!”. Para ello mostró estrategias de entrenamiento como el Bote de la felicidad de Elizabeth Gilbert o el Festival de las Linternas de Tailandia.

En definitiva, Elsa Punset animó al auditorio del Aula Vithas del Hospital la Salud a entrenar el cerebro en positivo con la práctica de poses poderosas que pueden mejorar las posibilidades de éxito; con el lenguaje facial "que tiene un importante impacto sobre nuestro cerebro" y con la capacidad de empatizar. Todo eso se consigue con entrenamiento y en la medicina, sobre todo con enfermos crónicos se puede "animar al paciente por el esfuerzo y felicitarle por el proceso más que por el resultado. Un par de minutos de conversación, atención personalizada y hacerle sentir que le importas son aspectos clave".

"El lenguaje facial tiene un importante impacto sobre nuestro cerebro"

Con esta dosis de planteamientos positivos finalizó la primera parte del Tercer Simposio Internacional Vithas la Salud, que continuó por la tarde con cuatro mesas dedicadas a: Neurocirugía; Ictus; Demencias; y Prevención y Rehabilitación, celebradas en el Hotel Real Maciá de la Alhambra y que ha contado en su comité organizador con especialistas en neurociencia como Ángel Horcajadas, Javier Pelegrina, Ana M. Jorques y Emilio Fajardo, director médico de Vithas la Salud.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios